in

Liberan a presos políticos

Sobre estas líneas

Gobierno informó que “se benefició” a 56 opositores

MANAGUA (AP).— Los principales líderes campesinos y estudiantiles de las protestas de 2018 contra el gobierno de Nicaragua así como destacados periodistas fueron puestos ayer el libertad tras ser encarcelados.

El gobierno informó en un comunicado que la medida benefició a 56 personas a quienes el Comité Internacional de la Cruz Roja entregó en sus domicilios.

En redes sociales circularon vídeos que mostraron en libertad y celebrando a los líderes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, la líder de los comerciantes Irlanda Jerez, el dirigente estudiantil Edwin Carcache y los informadores Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, del canal de televisión 100% Noticias, ocupado y clausurado por el gobierno el 21 de diciembre cuando ambos fueron arrestados.

Vecinos y amigos se congregaron para recibirlos con banderas, globos blancos y azules y vivas. Algunos dieron las gracias a los trabajadores del CICR por su apoyo en la liberación de los dirigentes las protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega iniciadas en abril de 2018.

El CICR confirmó en un mensaje que ésta fue la primera vez que el Comité participó activamente en la excarcelación y traslado de los opositores, ya que el resto de las liberaciones se hizo de forma unilateral por parte de las autoridades.

El exdiplomático Carlos Tünnermann, integrante de la Alianza, afirmó que los cientos de presos políticos excarcelados previamente también deben gozar de libertad absoluta, y no estar bajo medidas cautelares, tal como indica la Ley de Amnistía, por lo que exigió al Gobierno que asegure el cumplimiento de sus derechos constitucionales.

“Demandamos al régimen la firma e implementación del protocolo de seguridad de los presos políticos y exiliados, que contempla la plena vigencia de sus derechos y garantías ciudadanas, la devolución de los bienes ocupados. Debe cesar el acoso e intimidación, así como las campañas de odio que promueven confrontación e intolerancia”, agregó la Alianza en un comunicado.

Según la Alianza, los nicaragüenses tienen el país por cárcel “porque los derechos ciudadanos todavía se encuentran secuestrados, especialmente libertad de expresión, de reunión, de manifestación, de asociación y de movilización”.

Adicionalmente, los opositores resaltaron su interés en buscar, por la vía pacífica y negociada, la solución integral de la grave crisis sociopolítica y que pasa por la libertad plena, la verdad, la reparación, no repetición, justicia y la celebración de elecciones libres.

Leones caen frente a los Tigres de Quintana Roo

Cartón de Tony: #LadyOscuridad aclara