in ,

Llaman a un “gran pacto de honor”

Argentina celebra el aniversario de su independencia

BUENOS AIRES (EFE).— El cardenal primado de Argentina, Mario Poli, hizo ayer un llamado a “un gran pacto de honor” con clara opción por los pobres de cara a las próximas elecciones, al encabezar una celebración por el día patrio en el país a la que asistió el presidente Mauricio Macri.

“Nuestra sociedad no está hecha para la división y no se acostumbra a vivir en la confrontación”, dijo Poli al presidir el Te Deum en la Catedral de Buenos Aires al celebrarse un nuevo aniversario de la revolución de 1810, hecho histórico que antecedió a la declaración de la independencia, concretada en 1816.

A la celebración religiosa acudió Macri junto con la primera dama, Juliana Awada, funcionarios del gobierno, legisladores, integrantes del Poder Judicial y de las fuerzas armadas.

En su homilía, el sucesor del papa Francisco al frente del Arzobispado de Buenos Aires llamó a todos a preguntarse si la “forma de servir al pueblo de la nación por construir está a la altura del don recibido, el que costó tanta vidas y sacrificios”.

Tras señalar que el verdadero poder es el servicio a los demás, Poli recordó palabras del sumo pontífice acerca de que “la buen política está al servicio de la paz”.

“Ahora, con una mirada de alcance universal, él sigue pensando que la política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre. Pero cuando aquellos que se dedican a ella no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción”, advirtió el purpurado.

Poli recordó que “promedia el año en el cual se renovarán por las urnas las personas que aspiran a la laudable y privilegiada dignidad de integrar la dirigencia” de Argentina, donde en octubre próximo se celebrarán comicios presidenciales.

 

Emotivo regreso de Jesse & Joy a Mérida

Las decepciones en el Seguro Social