in

Macron plantea temas clave para debate nacional

Agentes de policía dispararon cañones de agua para reprimir a manifestantes en calles de París

Ofrece buscar soluciones

PARÍS (EFE).— El presidente francés, Emmanuel Macron, planteó a los ciudadanos una treintena de cuestiones sobre las que reformar el país en una carta abierta con la que lanza su anunciado debate nacional para responder a las demandas de los “chalecos amarillos”.

La misiva, cuya aparición estaba en principio prevista para hoy, invita a los ciudadanos a que haya la mayor participación posible en ese debate, que no será ni una elección ni un referendo, según su contenido.

Macron se compromete de dar cuenta a los franceses de los resultados de esta macroconsulta en el mes siguiente a su finalización, el 15 de marzo.

Las cuestiones planteadas se enfocan en cuatro ejes: fiscalidad, organización del Estado, transición ecológica, y democracia y ciudadanía.

¿Hay que hacer el voto obligatorio?, ¿qué propone para mejorar la inmigración en nuestra nación?, ¿qué proposiciones concretas haría para acelerar nuestra transición medioambiental?, o ¿qué impuestos hace falta bajar como prioridad? son algunas de las preguntas que realiza el jefe de Estado.

“Intento transformar con ustedes la cólera en soluciones”, subraya Macron al final del documento, concebido como una respuesta a las peticiones de los “chalecos amarillos” para que los ciudadanos tengan un mayor protagonismo en la gobernanza de su país.

Pese a todo, el presidente fija una serie de “líneas rojas” sobre las que no piensa transigir, en especial la supresión del impuesto sobre la fortuna, una decisión que tomó al principio de su mandato y que ha sido una de las más impopulares.

“Francia no es un país como los demás. El sentido de la injusticia es más vivo que en otros sitios. La exigencia de cooperación y solidaridad es más fuerte”, apunta el presidente francés.

El propio Macron participará en sendos debates con alcaldes mañana —día que se abre oficialmente la consulta— en Normandía (norte) y el viernes en Occitania (sur).

Por otra parte, medios de comunicación franceses y organizaciones de reporteros denunciaron ayer los ataques contra periodistas por parte de manifestantes y pidieron una mejor protección tras una serie de incidentes este fin de semana.

La policía de París disparó cañones de agua y gases lacrimógenos para hacer retroceder a los manifestantes alrededor del monumento del Arco de Triunfo este sábado, en el noveno fin de semana consecutivo de protestas.

 

Lesionado en Sitilpech

Sólidas promesas de postcampaña