in

Maduro acepta plan de diálogo

El jefe de la Asamblea Nacional Constituyente

El presidente se niega a entregar el poder a Guaidó

CARACAS (Notimex).— El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró ayer que jamás renunciará y se declaró abierto al diálogo y a la diplomacia, tras rechazar a “intervencionistas extranjero que pretenden dar un golpe de Estado”.

Maduro ratificó la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Estados Unidos y anunció el cierre de su embajada en Washington y de todos sus consulados en territorio estadounidense.

Instó a los diplomáticos de Washington a abandonar su país antes del domingo. “Tienen 72 horas para marcharse de Venezuela”, dijo, tras asegurar que el personal consular venezolano regresará al país el sábado.

En un discurso en la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), donde los magistrados y representantes de otros poderes le brindaron su apoyo, Maduro criticó al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, de autoproclamarse presidente encargado de Venezuela

Criticó la autoproclamación en de Guaidó, al que calificó de un “diputado titubeante” que asume de la manera más vulgar e informal” en una plaza pública.

Afirmó que el caso “está en manos del poder Judicial (…) que se haga justicia en Venezuela, justicia para que haya paz”, agregó.

Reiteró sus acusaciones contra el gobierno de Estados Unidos de pretender un golpe de Estado en su país y de imponer un “presidente títere” y de querer “desmembrar a Venezuela”. Señaló que el presidente estadunidense Donald Trump, “quiere imponer un gobierno”.

Alcalde estrena secretario

Tirar la bomba y huir