in ,

Más detalles de una declaración que hizo el Papa

El presidente del gobierno español

Por “construir con todos”

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).— El papa Francisco subrayó ayer ante el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, de visita en El Vaticano, la importancia que tiene para un gobernante “construir la patria con todos” y recalcó la difícil misión del político de hacer progresar el país.

En una intervención de varios minutos ante la delegación española presidida por el jefe del Ejecutivo —inusual en este tipo de visitas—, el pontífice dijo que la labor de un gobernante tiene tres canales: hacer progresar el país, consolidar la nación y construir la patria.

“Construir la patria con todos”, recalcó Francisco, quien subrayó a Sánchez su gran respeto por la vocación política. “Es bastante trabajo, no es fácil, transmítalo a los miembros de su Parlamento, lo que piensa el Papa de esto”.

Y advirtió de que en este camino de construir la patria “siempre se encuentran coartadas”, bien “disfrazadas de modernidad o de restauracionismo”, movimientos “para que la patria sea lo que yo quiero y no lo que he recibido”.

El Papa lanzó otro aviso, el del riesgo que corre un país cuando de él se apoderan las ideologías. “Es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país y desfiguran la patria”, dijo.

Recordó el libro “Síndrome 1933” del intelectual comunista Siegmund Ginzberg sobre la Alemania previa al nazismo en el que, subrayó, se explica que “las ideologías sectarizan, deconstruyen la patria, no construyen”, y señaló que “hay que aprender de la historia eso”.

“En este libro este hombre, con mucha delicadeza, hace un parangón con lo que está ocurriendo en Europa: cuidado que estamos haciendo un camino parecido”, dijo Francisco.

El pontífice insistió en la ardua labor que supone la actividad política en todos sus ámbitos, desde la elaboración de la leyes a las relaciones internacionales o incluso las dificultades de entendimiento con los localismos. Consideró que la misión de los políticos es una forma muy alta de la caridad y del amor.

“No es cuestión de maniobras o de resolver casos, que todos los días llegan al escritorio de los políticos, sino de servicio”, dijo.

Por otra parte, la declaración del papa Francisco favorable a una ley de convivencia civil para los homosexuales que se incluye en un documental ha dado la vuelta al mundo al ser la primera vez que como pontífice se expresaba tan abiertamente sobre esta cuestión, pero cómo esta declaración llegó al director Evgeny Afineevski se ha convertido en una historia de censuras y silencios por parte del Vaticano.

“Los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Lo que debe haber es una ley de unión civil, de esa manera están cubiertos legalmente”, afirma Francisco en un momento de la cinta.

Una afirmación que ha sido noticia en todo el mundo provocando además las críticas del ala más conservadora de la Iglesia.

El exprefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe hasta 2017, el cardenal alemán Gerhard Ludwig Müller, incluso aseguró que aunque siempre estará de la parte del Papa, “no es una lealtad absoluta” porque el pontífice “no está por encima de la palabra de Dios”.

En una entrevista en el diario “Corriere della Sera”, agregó que muchos fieles están “molestos” porque las palabras del Papa serían “el primer paso hacia una justificación de las uniones homosexuales, por parte de la Iglesia, y esto no es posible”.

También el cardenal estadounidense Raymond Burke, conocido por sus posturas contra Francisco, afirmó en una nota que “las opiniones privadas atribuidas a Francisco no corresponden a la constante enseñanza de la Iglesia”.

La importancia de la cita era tal que se comenzó a investigar en qué momento el papa Francisco pronunció estas palabras que daban aliento y esperanza a tantos homosexuales y sobre todo a aquellos católicos que se habían visto rechazados por su Iglesia.

Uno de los hombres más cercanos al propio papa Francisco, el también jesuita Antonio Spadaro, en una entrevista a los medios de la Conferencia Episcopal Italiana, sorprendía al declarar que la parte en la que habla de los homosexuales estaba sacada de una entrevista que ofreció en mayo de 2019 a la corresponsal del canal de televisión mexicano Televisa, Valentina Alazraki.

¿Y entonces por qué nadie lo notó entonces?. Porque nunca se emitió.

Un portavoz de Televisa confirmó a EFE que la parte de la entrevista en la que el Papa “hace referencia al tema de las uniones entre personas del mismo sexo, dentro del documental, sí es parte de la entrevista que hizo Valentina Alasraki”.

Y en efecto, la secuencia en la que el pontífice habla de las uniones civiles homosexuales coincide con el mismo plano de la entrevista de Alazraki, la misma silla en la esquina y una idéntica pared dorada de fondo.

Pero añade: “No podemos estar ciertos pues esa parte del material nunca ha estado en nuestras manos”.

El Vaticano pretende generalmente ser el encargado de grabar en vídeo las imágenes de las entrevistas, que tras revisar entrega luego al medio que las ha realizado con los cortes o las correcciones que considera necesarias.

En el caso de la entrevista que realizó Alazraki, una veterana y apreciada periodista con más de 150 viajes papales, sucedió lo mismo y se le entregó solo una parte de ésta.

Una parte, en la que como ha confirmado a EFE la cadena mexicana, nunca llegó la declaración relativa a las uniones civiles.

Tampoco aparece en la transcripción de la entrevista que también fue publicada entonces por los medios vaticanos.

El Vaticano se ha negado a comentar el porqué esta parte cortada de la entrevista sí llegó a manos del director del documental “Francesco”, quien tuvo acceso a todo el material grabado por el Vaticano en estos siete años de pontificado.

Además se filtró un correo interno entre los miembros del personal que trabaja en la Secretaría de la Comunicación del Vaticano en la que se pedía no escribir nada sobre el tema y se afirmaba que “está en marcha hacer frente a la actual crisis”.

El América sufre para ganar