in ,

Más estados impugnan nueva norma de Trump contra inmigrantes

Un agente de la patrulla fronteriza estadounidense habla con un grupo de jóvenes migrantes centroamericanos tras ser detenidos en los márgenes del Rio Bravo, en Ciudad Juárez (Foto de EFE)
Un agente de la patrulla fronteriza estadounidense habla con un grupo de jóvenes migrantes centroamericanos tras ser detenidos en los márgenes del Rio Bravo, en Ciudad Juárez (Foto de EFE)

SACRAMENTO.— California y otros tres estados impugnaron hoy la nueva norma del gobierno de Donald Trump que prohíbe otorgar la residencia permanente a muchos inmigrantes que utilizan el plan de salud Medicaid y otras prestaciones sociales para gente de escasos recursos.

Casi la mitad de la población estadounidense sería considerada una carga si se aplicaran los mismos criterios a los ciudadanos, señaló el secretario de Justicia de California, Xavier Becerra.

Te puede interesar: Nueva norma pondría en riesgo la permanencia de migrantes legales en EE.UU.

La demanda de California, presentada en la Corte Federal de San Francisco, se suma a las de Washington y otros 12 estados y las de dos condados de California.

La demanda fue presentada además por Maine, Oregon, Pensilvania y el Distrito de Columbia.

Silencio de la Casa Blanca

Todas impugnan una de las medidas más enérgicas del gobierno republicano para limitar la inmigración legal.

Los voceros de la Casa Blanca y el Servicio de Ciudadanía e Inmigración no respondieron de inmediato a los pedidos de declaraciones.

Las normas que entrarían en vigencia en octubre ampliarían la gama de servicios que descalificarían a los inmigrantes del estatus legal en caso de ser considerados una “carga pública”.

Riesgo para familias trabajadoras

Becerra dijo que familias trabajadoras de todo el país dependen de esas prestaciones que conforman la red de seguridad social.

El impacto se sentiría sobre todo en California, que tiene más de 10 millones de inmigrantes.

La mitad de los niños en el Estado tienen un padre inmigrante.

“Obstáculos innecesarios” para inmigrantes

Su demanda sostiene que la norma crea nuevos obstáculos innecesarios para los inmigrantes que quieren residir legalmente en Estados Unidos.

Además, los disuade de solicitar beneficios de salud, alimentación, vivienda y otros por temor a que les reste posibilidades de obtener el estatus legal.

“Esta norma cruel obligaría a padres y familias trabajadoras de todo el país a privarse por miedo de necesidades básicas, como alimentos, vivienda y atención de la salud. Esto es simplemente inaceptable”, dijo Becerra.

Uso de prestaciones públicas

Muchos inmigrantes no pueden acceder a las prestaciones públicas debido a su estatus.

Un análisis de Associated Press halló que los inmigrantes de menores recursos utilizan esos beneficios en menor medida que los adultos nativos de un nivel de ingresos similar.

Alistan CURP con datos biométricos para eliminar robo de identidad

Mujer acusa a Katy Perry de “sobrepasarse” con ella