in ,

Muere famoso capo de la mafia de Nueva York

WASHINGTON.- Carmine Persico, excapo de la “familia Colombo” de Nueva York, murió el jueves 7 pasado a los 85 años de edad en un hospital de Durham, Carolina del Norte, informó hoy su abogado Benson Weintraub.

Persico, conocido como “la serpiente” o “Júnior” y quien fue en sus mejores tiempos el jefe de jefes de las familias del crimen organizado en Nueva York, falleció en el Duke University Medical Center, sin conocerse las causas.
Su abogado, citado por la prensa local, señaló que el exjefe de la mafia de la Gran Manzana pasó 33 años en la prisión de Buther, en Carolina del Norte, en cumplimento de una condena a 139 años de cárcel.
Weintraub, quien no reveló las causas del deceso, describió a Persico como un gran cliente, buen tipo y un hombre maravilloso, que deja una esposa y tres hijos.

Carmine Persico era conocido por los alias de "Serpiente" y "Junior". Foto de AP


Persico nació en Brooklyn, Nueva York, el 8 de agosto de 1933 y desde su adolescencia tuvo problemas con la justicia, se convirtió en el líder de una pandilla callejera, fue reclutado por la mafia y fue arrestado por primera vez por asesinato.
A los 20 años era hombre de confianza de la familia mafiosa encabezada por Joe Colombo, y empezó a asesinar a líderes de otros grupos del crimen organizado hasta convertirse en una de las figuras “más fascinantes” en ese mundo en las décadas de los años 70s y 80s. Como jefe de la mafia fue un héroe en ciertas áreas de Brooklyn.
En 1984 fue acusado de encabezar un grupo del crimen organizado y de varios asesinatos y dos años después sentenciado a 139 años de cárcel, y condenado a pasar el resto de su vida en prisión. Se presume que desde la cárcel seguía dirigiendo la mafia.


Persico nació en Brooklyn, Nueva York, el 8 de agosto de 1933 y desde su adolescencia tuvo problemas con la justicia, se convirtió en el líder de una pandilla callejera, fue reclutado por la mafia y fue arrestado por primera vez por asesinato.
A los 20 años era hombre de confianza de la familia mafiosa encabezada por Joe Colombo, y empezó a asesinar a líderes de otros grupos del crimen organizado hasta convertirse en una de las figuras “más fascinantes” en ese mundo en las décadas de los años 70s y 80s. Como jefe de la mafia fue un héroe en ciertas áreas de Brooklyn.
En 1984 fue acusado de encabezar un grupo del crimen organizado y de varios asesinatos y dos años después sentenciado a 139 años de cárcel, y condenado a pasar el resto de su vida en prisión. Se presume que desde la cárcel seguía dirigiendo la mafia.

Sismo de 4 grados sacude Pinotepa Nacional, Oaxaca