in ,

Mujer iría a la cárcel “por abortar”; tenía cinco meses y le dispararon en el estómago

Imagen que muestra a Marshae Jones, acusada de homicidio involuntario por la muerte de hace seis meses de su hijo no nato, este viernes en Birmingham, Alabama (Estados Unidos). Foto de Efe

WASHINGTON.- Un gran jurado en Alabama (Estados Unidos) acusó a una mujer de homicidio involuntario de su feto, luego de que sufriera un aborto al recibir un disparo en el estómago. No obstante, los fiscales aún no han decidido si la llevarán a juicio.

La mujer en cuestión, Marshae Jones (de 27 años), participó el año pasado en una pelea que terminó con otra mujer, Ebony Jemison (de 23), disparándole en el estómago y causando la muerte de su feto de cinco meses. Las dos mujeres son afroamericanas.

Marchae Jones, a la izquierda, y Ebony Jemison, a la derecha. Foto de Internet

Las autoridades que investigaron la pelea concluyeron que Ebony actuó en defensa propia y que Marshae  inició la trifulca.

La acusación de homicidio

Esta semana, de acuerdo con esa conclusión, Marshae fue acusada por un gran jurado de homicidio involuntario; al considerar que fue ella quien provocó la muerte de su bebé nonata. El gran jurado no acusó a Ebony, autora del disparo, de ningún delito.

En la acusación, el gran jurado dijo que Marshae Jones “intencionalmente” causó la muerte de su feto al “iniciar una pelea sabiendo que estaba embarazada de cinco meses”.

Mashae Jones durante su embarazo. Foto de Internet

Las autoridades detuvieron el miércoles a la joven de 27 años, que el jueves quedó en libertad bajo fianza de 50,000 dólares.

Valoran si es necesario un juicio

Ante el gran revuelo generado en el país por el caso en Alabama, ya de por sí en el foco por ser el estado con las leyes antiaborto más estrictas de Estados Unidos, los fiscales del condado afirmaron  que aún no han decidido si llevarán a Marshae Jones a juicio.

“Aunque el gran jurado ha dado su opinión, nuestra oficina está en proceso de evaluar el caso y aún no ha tomado una decisión sobre si procesarlo como homicidio involuntario, reducirlo a un delito menor o no procesarlo”, dijo en un comunicado la fiscal Lynneice Washington.

“El hecho de que esta tragedia era 100 por ciento evitable y hace que este caso sea aún más desalentador”, añadieron los fiscales.

La pequeña urna que contiene las cenizas del bebé no nacido de Marshae. Foto de Internet

La firma de abogados que representa a la mujer, White Arnold & Dowd, publicó un comunicado en el que afirmó que su clienta enfrenta un proceso “sin precedentes” que puede resultar en una “injusticia”.

“Esta joven madre recibió un disparo en el estómago estando embarazada de cinco meses y como consecuencia de ello perdió a su bebé. Ahora, por razones que desafían la imaginación, enfrenta un proceso legal sin precedentes que somete a esta víctima de violencia a más angustia y dolor”, dijo.

De ser juzgada y condenada, Marshae Jones podría recibir hasta 20 años de cárcel.

Calor y fuertes chubascos vespertinos para los próximos días en Yucatán

Joy Huerta muestra a su esposa en Instagram