in ,

Mujer muere quemada por su pareja; le roció gasolina

Presuntamente un ataque de ira habría detonado en que el hombre decidiera prenderle fuego a su pareja (Clarín)

ARGENTINA.— Un brutal feminicidio se registró en la ciudad de General Rodríguez, en Argentina, cuando un hombre de 43 años quemó a su pareja.

El sujeto que ha sido detenido por las autoridades, se le acusa de haberle rociado gasolina a la mujer y posteriormente prenderle fuego.

Le provocó la muerte a su pareja

El detenido identificado como Martín Ariel Jaime, huyó de la casa que compartía con su pareja, Roxana Olivera de 40 años, a quien violentó y quemó.

Medios locales indican que el hombre tras un arranque de ira, decidió rociar a la mujer con combustible, mientras ella fumaba un cigarro.

También se informó que algunas personas escucharon gritos y vieron salir humo de la casa, pero decidieron no intervenir. La escena de violencia habría sido atestiguada por los hijos de la mujer, niños de 5, 6 y 7 años de edad. 

Cuando la policía llegó al domicilio, encontraron a Roxana Olivera en estado de coma y con graves heridas en el rostro, cuello y pecho. Martín Ariel Jaime había huido.

Tras este terrible hecho la víctima fue llevada a un hospital en el que agonizó por seis días y luego murió por la gravedad de las heridas.

Ya había denunciado a su pareja; ninguna procedió legalmente

La víctima ya había acusado en dos ocasiones a su pareja por “amenazas y lesiones”, pero ninguna de las denuncias procedió legalmente.

El agresor tenía una orden de captura y detención, por lo que según indicó Clarín, "lo capturaron en la vía pública. Se quiso resistir, pero la policía logró atraparlo".

Jaime fue acusado de delito del feminicidio, sin embargo, el hombre es investigado por presunto secuestro, pues habría retenido a su pareja para que no pidiera ayuda.

También podría interesarte: Suicida se arroja desde noveno piso y mata a joven mujer al caer

Día del Trabajo: Telefonistas protestan en Mérida por recorte de salarios

Extranjera causó una carambola al pasarse un alto