in

Sentencian a mujer que usó una muñeca para fingir que su hija estaba viva

Tiaundra Christon

ESTADOS UNIDOS.- Tiaundra Christon, una mujer estadounidense, fue sentenciada esta semana a 20 años de prisión luego de que denunció la desaparición de su hija de dos años para ocultar su muerte en 2018.

Te puede interesar: Vídeo: Hombre tose a adulto mayor en elevador y le responden con golpes

La condena que recibió es la más alta por los cargos de manipular un cadáver humano en Texas, informó el medio Click2Houston. Su novio y coacusado, Kenny Hewett, recibió la misma pena en noviembre de 2019.

La muerte de Hazana

Tiaundra Christon

El cuerpo de Hazana se encontró en el fondo del Lago Moses en octubre de 2018, estaba envuelto en una bolsa de plástico y atado con una cuerda a una piedra. No se pudo determinar la causa de muerte, por lo que no hubo cargos de homicidio contra la pareja.

La coartada: una muñeca

Para encubrir la muerte, la madre denunció a la policía que desapareció en su cochecito mientras estaba en parque. Los detectives interrogaron a los testigos que se encontraron a Tiaundra con su hija en el vehículo. Sin embargo, lo que vieron fue una muñeca tamaño natural que luego apareció en un contenedor de basura cercano.

Finalmente, tras el interrogatorio, la madre confesó que su hija murió días antes.  Habían viajado los tres a Houston y se alojaron en un hotel, fueron por comida y, cuando regresaron, la menor se puso a llorar, por lo que el hombre empezó a golpearla con un cinturón y le pidió a Hazana que se uniera. Le azotaron hasta que perdió la conciencia.

Luego, la pareja metió a la pequeña bajo el agua fría para reanimarla y fue en ese momento que la madre se dio cuenta, según su testimonio, que la habían agredido sexualmente. 

También intentaron calentarla con un secador, pero le quemaron la piel, por lo que hundieron el cadáver en un lago. Esta semana sentenciaron a la mujer por la manipulación del cuerpo. 

.- Con información de RT.

agresores sexuales de niños

A prisión acusado de abusar de su hijo de 8 años en Temozón Norte