in ,

Niñera entrega a un bebé muerto y finge que estaba dormido

NIÑERA, BEBÉ MUERTO
Foto: Marissa Tietsort, niñera. (Policía de Wisconsin)

La acusan de asesinato

WISCONSIN.- Las autoridades acusaron de asesinato a una una niñera que entregó a un bebé de dos meses sin vida y fingió que estaba dormido.

Los documentos señalan que la mujer, identificada como Marissa Tietsort, incluso comió con el cuerpo del menor, entregó el niño a su madre y luego tuvo una cita con su novio.

Lo golpearon en la cabeza

El 18 de octubre, la policía local recibió una llamada de la madre del bebé, cuando los agentes llegaron a la lavandería donde se encontraban, descubrieron que ésta había intentado revivirlo sobre una mesa. Sin embargo, los oficiales observaron que ya había fallecido.

Días más tarde, la autopsia reveló que el niño falleció de un fuerte traumatismo en el cerebro, luego de recibir varios golpes en la cabeza.

La madre explicó a las autoridades que había dejado a su bebé y a su otro hijo en manos de Tietsort.

Tenía antecedentes

También, indicó que poco después recibió un mensaje de la niñera en el que mencionó que su nombre aparecía en un medio local acusada de abuso infantil, por lo que no debía estar en contacto con niños; además, pidió a la señora “no decirle a nadie” que estaba a cargo de los menores.

Pensó que estaba dormido

En su declaración afirmó que recogió a sus hijos por la noche y la niñera le entregó al bebé en la silla de seguridad del automóvil, con cobijas y un sombrero que le tapaba los ojos, por lo que creyó que estaba dormido.

Sin embargo, al llegar a la lavandería descubrió que su hijo no respiraba. “Sus piernas estaban rígidas y se mantuvieron en posición de estar sentado, con las rodillas dobladas”, según los documentos judiciales.

Encuentran a la niñera

Posteriormente, la policía encontró a Tietsort en un hotel. En su declaración, la niñera dijo que sabía que el bebé estaba muerto cuando lo entregó, pero negó ser una asesina.

Además reconoció que en lugar de tomarle el pulso o intentar reanimarlo lo colocó en el suelo, lo vistió y lo acomodó en la silla de seguridad del carro.

Come con el cuerpo

En la declaración afirmó que cuando llegó su pareja y sin decirle nada, puso al bebé en el auto y luego comieron en una hamburguesería, donde estuvieron solo 15 minutos.

Después de entregar el cadáver, acudió al Plaza Hotel para nadar con su novio y su  hijo.

Lesiones contundentes

Finalmente la autopsia reveló  que el bebé murió por “lesiones contundentes en la cabeza con múltiples golpes”. El forense dijo que había recibido al menos tres impactos en el cráneo y que tenía el coxis fracturado.

Se enfrentará a la audiencia

Ante la espera del juicio Tietsort está en prisión, acusada de homicidio en primer grado con una fianza establecida en 500,000 dólares. La audiencia está prevista para el próximo 18 de enero.- Con información de Univisión y The Washington Post

Programa de Jaime Maussan se integra a TV Azteca

Ladrones son captados con una cámara de seguridad en Ticul