in ,

Niño autista se pierde y dos perros lo cuidan hasta que lo hallaron

perros niñp autista
Foto: referencial

FLORIDA.- Un niño autista, de tres años de edad, se perdió en la localidad Ponce de León en Florida y dos perros lo cuidaron hasta que la policía lo encontró a más de un kilómetro y medio de su casa. Fue la familia del pequeño quien compartió la historia en redes sociales y se viralizó rápidamente.

Marshal Butler protagonizó el hecho, el pequeño tiene el Trastorno del Espectro Autista (TEA) y se perdió el pasado 3 de junio. Sus padres denunciaron la desaparición a la policía y empezaron la búsqueda.

Marshal solo caminó

Kayla Stewart, la tía del menor, relató a medios locales que tenían miedo pero, luego de unas horas, una llamada de una vecina les avisó que Marshal había aparecido y que estaba caminando por la calle.

Te puede interesar: Ratas para consumo humano en Vietnam tenían algún coronavirus

El niño tenía barro en las piernas y solo usaba un pañal, en su trayecto lo custodiaron dos perros, Nala y Buckwheat , que lo encontraron y protegieron hasta que llegaron los oficiales.

Luego de conocerse el final feliz de la historia, Carol Shelton, una vecina, confirmó a la NBC que sus dos perros estuvieron todo el tiempo con el menor.

La policía compartió una instantánea sobre el incidente en su cuenta de Facebook. "Un regreso seguro a casa. Los perros estaban todavía con el niño. Escena despejada".

Escrito por Grupo Megamedia

Grupo Megamedia es la corporación de medios con mayor audiencia en el sureste de México. Sus empresas están dedicadas a la conexión de los clientes con sus clientes a través de la generación y difusión de la información en sus diferentes periódicos y sitios web. https://www.megamedia.com.mx/  

Sedena inaugura la Unidad de Terapia Intensiva Covid-19 en Mérida

Un aspecto de la Central de Abastos de Ciudad de México en la "nueva normalidad", con el uso obligatorio de cubrebocas o caretas para prevenir el contagio de Covid-19 (Foto de El Universal)

Coparmex: La estrategia federal por el Covid-19 es un rotundo fracaso