in

Nuevo prefecto para la Congregación del Clero

Nombramiento papal a un obispo de Corea del Sur

CIUDAD DEL VATICANO (EFE).— El papa Francisco nombró al obispo de Daejeon, en Corea del Sur, Lazzaro You Heung-sik, como nuevo prefecto de la Sagrada Congregación para el Clero en sustitución del italiano Beniamino Stella, informó el Vaticano.

La Congregación incluye a dos secretariados, una para el Clero y otra para los Seminarios, los cuales se encuentran a cargo de los arzobispos Joel Mercier y del yucateco Jorge Carlos Patrón Wong, respectivamente.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Jorge Carlos Patron Wong (@jorge_carlos_patron_wong_)

Lazzaro You Heung-sik, de 69 años, pudo conocer personalmente al Papa durante el viaje de Francisco a Corea en agosto de 2014.

Nacido en 1951, se convirtió en obispo coadjutor de Daejeon en 2003 y dos años después asumió la responsabilidad plena. El nuevo prefecto fue el responsable del Comité de Paz de la Conferencia Episcopal de Corea y visitó Corea del Norte en cuatro ocasiones.

El nombramiento de un obispo coreano en la Congregación para el Clero, realizado en junio pasado, sigue al del cardenal Luis Antonio Tagle al frente de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y demuestra la atención del Papa al continente asiático.

Por otro lado, el Papa se dirigió ayer a los integrantes de la Red Internacional de Legisladores Católicos en un discurso en el que pidió leyes que protejan de las amenazas de la tecnología.

Por ejemplo, citó “la lacra de la pornografía infantil, la explotación de datos personales, los ataques a infraestructuras críticas como los hospitales y las noticias falsas difundidas a través de las redes sociales”.

Francisco comenzó su discurso disculpándose por no poder hablar de pie porque aún está en el postoperatorio de su intervención de colon por la que estuvo ingresado 10 días a principios de julio.

Dirigiéndose a los parlamentarios católicos afirmó que uno de los mayores desafíos de hoy es “la administración de la tecnología para el bien común”.

Aunque “las maravillas de la ciencia y la tecnología moderna han aumentado nuestra calidad de vida”, sin embargo, dijo, “abandonadas a su suerte y a las fuerzas del mercado, sin una orientación adecuada por parte de las asambleas legislativas y otras autoridades públicas guiadas por un sentido de responsabilidad social, estas innovaciones pueden amenazar la dignidad del ser humano”.

Francisco dijo que “no se trata de frenar el progreso tecnológico” y que “una legislación cuidadosa puede y debe guiar la evolución y la aplicación de la tecnología para el bien común”.

El Papa también habló de la pandemia y animó a los políticos a “colaborar, a través de su acción política, en la renovación integral de sus comunidades y de toda la sociedad”.

“El objetivo no es simplemente derrotar al virus” y ni siquiera “volver al status quo antes de la pandemia. ¡No, sería una derrota!”, sino que de lo que se trata es de “abordar las causas profundas que la crisis ha revelado y amplificado: la pobreza, la desigualdad social, el desempleo generalizado y la falta de acceso a la educación”, dijo.

Entre los asistentes se encontraba el primer ministro húngaro, Viktor Orban, quien acudió a Roma para este encuentro y pudo como el resto de participantes saludar al Pontífice.

Amalia Pérez consigue la primera medalla de oro para México en Tokio 2020

Sputnik sí, papel sanitario no