in ,

Nuevos tiroteos dejan 8 muertos y veinte fallecidos en EE.UU.

Un ayudante del alguacil del condado de Frederick coloca bolsas de papel con pruebas en un vehículo cerca de la escena del tiroteo

Tres nuevos tiroteos dejaron en las últimas 72 horas ocho muertos y al menos 20 heridos, uno de ellos de gravedad, en Estados Unidos.

En Frederick, un médico naval hirió ayer gravemente a tiros a dos personas en un parque empresarial en Maryland y luego huyó a una base militar cercana donde lo abatieron fatalmente, informaron la policía y oficiales navales.

El hombre armado entró en un negocio en el parque Riverside Tech y la gente huyó, dijo el jefe de policía de Frederick, Jason Lando. También indicó que desconocía si los disparos se produjeron en el interior o exterior del inmueble.

Después de abrir fuego, el sospechoso manejó 10 minutos hasta Fort Detrick, donde el personal de la base lo abatió, precisó Lando en conferencia de prensa.

La Marina señaló en un comunicado inicial que se produjo un “incidente con disparos” en Fort Detrick “en el que participaron marinos” y que el autor de los disparos, un médico naval asignado a la base, fue abatido.

Lando agregó que el muerto en la base era la misma persona que hirió a dos en el parque empresarial. Oficiales de Fort Detrick confirmaron luego la versión en la página de Facebook de la base.

Las dos personas heridas fueron transportadas por ambulancia aérea a un hospital, dijo Lando.

La vocera de Fort Detrick, Lanessa Hill, dijo que el hombre armado atravesó un portón de entrada a la base antes de que personal del lugar lo enfrentara.

“No fue mucho tiempo antes de que atravesara el portón. Ni un cuarto de milla (400 metros)”, dijo Hill. Añadió que la policía de Frederick les había advertido, “así que sabíamos que estaba allá afuera”.

Fort Detrick, una base del ejército en Frederick, es la sede del principal laboratorio militar de defensa biológica y de varios laboratorios civiles de defensa biológica.

Lando calificó el tiroteo de “muy trágico”.

“Sucede con demasiada frecuencia. Cada vez que encendemos la televisión vemos que sucede algo así. Adicionalmente, ahora está sucediendo en nuestros patios traseros”.

En Chicago, siete personas fueron heridas de bala en un barrio, reflejando lo que parece ser uno de los años más violentos en la ciudad en la memoria reciente, dijo ayer la policía.

Las siete víctimas estuvieron involucradas en una pelea en la calle cuando hubo disparos a las 11:10 de la noche del lunes en el barrio de Englewood, en el sur de la ciudad, agregó la policía. Una mujer de 39 años fue hospitalizada en condición grave con balazos en el abdomen y un brazo.

Cinco hombres estaban hospitalizados en condición estable y otra persona estaba en buenas condiciones tras entrar por su cuenta a un hospital en el suburbio de Harvey con una herida de bala en una pierna, dijo la policía.

Hasta el martes no había arrestos y los detectives investigan el incidente.

El tiroteo se produce en medio de un aumento reciente de la violencia en la ciudad.— (AP)

El domingo, tiroteos separados en Chicago dejaron siete muertos y al menos 10 heridos.

La semana pasada, un niño de 13 años, Adam Toledo, fue muerto a tiros al tratar de huir de la policía con un arma en la mano. Toledo murió en el sitio el 29 de marzo y las autoridades recuperaron una pistola. La alcaldesa Lori Lightfoot dio instrucciones a la policía para capturar a quien le haya dado el arma al menor.

La semana pasada, el Departamento de Justicia reportó que para el finales de marzo hubo 131 homicidios en Chicago, comparado con 98 del mismo período del año pasado. Y el número de tiroteos ya había rebasado los 700, al menos 200 más que el total registrado en los primeros tres meses del 2020.

Esos totales y los asesinatos del fin de semana colocan la ciudad en camino a eclipsar los 759 homicidios de 2020, que fue el segundo año más fatal en los 20 últimos años.

Chicago Balaceras

El domingo, tiroteos separados en Chicago dejaron siete muertos y al menos 10 heridos.

Menor muerto

La semana pasada, un niño de 13 años, Adam Toledo, fue muerto a tiros al tratar de huir de la policía con un arma en la mano. Adam murió en el sitio el 29 de marzo y las autoridades recuperaron una pistola. La alcaldesa Lori Lightfoot instruyó a la policía para capturar a quien dio el arma al menor.

Otra vez corren la fecha de vacunación antiCovid en 9 municipios

Alistan segunda ronda de vacunación en Progreso