in

Otra víctima fatal

Llega a cincuenta cifra de fallecidos en Nueva Zelanda

CHRISTCHURCH (AP).— La cifra de muertos por los ataques ocurridos en dos mezquitas en Nueva Zelanda aumentó a 50 ayer domingo con el hallazgo de otra víctima cuando la policía retiraba cadáveres de ambos sitios.

El comisionado de la policía, Mike Bush, señaló que 36 personas continúan hospitalizadas y dos de ellas se hallan en estado crítico.

Las autoridades dijeron no creer que tres personas arrestadas hayan participado en los ataques a balazos atribuidos a un supremacista blanco de 28 años.

Los habitantes en Nueva Zelanda, conmovidos por los acontecimientos del sábado, se han acercado a los musulmanes en sus barrios y en todo el país con la firme determinación de mostrar su solidaridad con una comunidad dolida.

El presunto responsable, Brenton Harrison Tarrant, compareció el mismo sábado en un tribunal en medio de fuertes medidas de seguridad, encadenado y con uniforme blanco de presidiario; no mostró emoción alguna cuando el juez le leyó un cargo de homicidio.

El juez afirmó que “es razonable asumir” que le serán fincados más cargos. Tarrant, que publicó en internet un manifiesto antiinmigrante y al parecer utilizó una cámara instalada en un casco para transmitir en vivo la matanza en la ciudad de Christchurch, al parecer hizo una señal con la mano, similar a la de OK asociada a nacionalistas blancos.

Debido a las matanzas perpetradas durante las oraciones del viernes, la primera ministra Jacinda Ardern, en una sentida reacción, dijo que lo sucedido era “uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda” y agregó que el agresor australiano escogió el territorio neozelandés para perpetrar sus ataques “porque representamos diversidad, amabilidad y compasión”.

Las autoridades recomendaron a los musulmanes no acudir a las mezquitas en tanto que la alerta de seguridad se mantenía en el segundo nivel menos alto debido a la matanza, la peor registrada en la historia moderna de Nueva Zelanda.

El agresor publicó un confuso manifiesto de 74 páginas en las redes sociales y se identificó como un australiano supremacista.

 

Titulo segundo titulo

GRefuerzan seguridad en mezquitas de Florida tras ataque en Nueva Zelanda

Miami (EE.UU.), 16 mar (EFE).- Muchas mezquitas de Florida han visto una mayor presencia policial en sus inmediaciones luego de los ataques perpetrados el viernes contra dos mezquitas en Christchurch (Nueva Zelanda) que se han saldado con al menos 49 personas asesinadas.

Tal como dan cuenta este sábado medios locales, los departamentos de Policía de la ciudad de Miami, del Condado de Miami-Dade y del vecino Broward, así como dependencias policiales del centro del estado han incrementado la seguridad en mezquitas y otros templos de culto, aunque no por alguna amenaza específica sino como medida de previsión.

“No queremos alarmar a todo el mundo para que sea irracional con esto, pero tienen miedo”, declaró al canal del sur de Florida Local10 Wilfredo Ruiz, capellán y portavoz en este estado del Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses (CAIR).

En el sur de Florida, en septiembre del año pasado, Dustin Allen Hughes fue sentenciado a cuatro años de cárcel tras amenazar durante una llamada telefónica con volar la mezquita Jamaat UI Muttaqueen, en Pembroke Pines, además de proferir “blasfemias que denigraban al Islam”.

El titular de esa mezquita, Imam Naseeb Khan, se mostró el viernes agradecido por la mayor presencia policial en los alrededores de su templo y pidió a los feligreses que, en medio de las circunstancias, conservar la calma.

“Cada vez que permitimos que las personas que tienen esta agenda nos influyan para cambiar nuestro comportamiento, nuestra forma de pensar y la forma en que nos relacionamos, les estamos dando poder para cumplir su agenda sobre la nuestra”, señaló.

En los mismos términos se expresó el imán Tariq Rasheed, del Islamic Center of Orlando, quien lamentó los sangrientos ataques en Christchurch, pero aseguró que no van a cambiar la forma en que profesan su culto.

“No vamos a cambiar las maneras pacíficas de nuestra mezquita. Si cambiamos, significa que las personas malvadas han ganado”, aseguró Rasheed al diario local Orlando Sentinel, tras agregar que en las ultimas horas ha recibido llamadas de solidaridad de feligreses cristianos y judíos.

Durante una conferencia de prensa en Washington el viernes, el director ejecutivo de CAIR, Nihad Awad, lamentó que el autor del ataque en Nueva Zelanda, Brenton Tarrant, confesara en un manifiesto que era admirador del presidente de EE.UU., Donald Trump, al que define “como un símbolo renovado de identidad blanca y objetivos comunes”.

“Usted (Trump) debería condenar esto, no solo como un crimen de odio sino como un ataque terrorista supremacista blanco”, demandó Awad.

El presidente Trump consideró el viernes que el nacionalismo blanco no es una amenaza en auge tras los ataques a dos mezquitas en Nueva Zelanda, sino “un pequeño grupo de gente con problemas muy, muy graves”.

Nueva Zelanda presentó hoy cargos de asesinato contra el autor de la masacre de Christchurch y anunció una reforma de su ley de armas mientras intenta rehacerse tras sufrir el peor atentado de su historia.

Brenton Tarrant, australiano de 28 años, es el presunto responsable de los ataques a la mezquita de Al Noor, cerca el Jardín Botánico, y a la aledaña Linwood, que dejaron 49 muertos y casi medio centenar de heridos, entre ellos menores. EFE

América vuelve a doblegar a Chivas