in

Otro método para frenar la migración

Migrantes africanos hablan con personal de seguridad a su llegada a la Garita Siglo XXI en Tapachula

Llamado a evitar la xenofobia y amago de Trump

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal y Notimex).— El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que financiará el plan migratorio con la venta del avión presidencial que, según el avalúo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tiene un valor de entrada de 150 millones de dólares.

En su conferencia matutina, donde llamó a los ciudadanos a no cometer actos de xenofobia contra los centroamericanos, el mandatario dijo que recibió el avalúo de Naciones Unidas del avión presidencial “José María Morelos y Pavón”.

“Por los que están preocupados, ayer (martes) recibí el avalúo de Naciones Unidas para la venta del avión presidencial, mínimo 150 millones de dólares y de ahí para arriba el piso son 150 millones de dólares. El plan saldría de lo que vamos a recibir del lujoso avión presidencial de nombre, como burla, ‘José María Morelos y Pavón’, el apóstol de la igualdad, el que buscaba el que se moderara la indigencia y la opulencia. Sí tenemos presupuesto”, indicó.

El Presidente reiteró que fue un buen acuerdo con Estados Unidos para frenar el fenómeno migratorio.

Sin embargo, pidió a todos los mexicanos que actúen con humanismo.

“Nada de xenofobia, que significa el odio al extranjero, nada de campañas contra migrantes, eso no es humano ni es cristiano. Les remito a la Biblia que habla de cómo tratar al forastero, quien maltrata al extranjero, al migrante, más cuando tiene que hacerlo por necesidad, no actúa con humanismo. Esto es muy importante porque el conservadurismo siempre apuesta a eso. Nosotros no podemos darle entrada a esa concepción de rechazo a los migrantes”, expresó López Obrador.

Asume el desafío

Por otro lado, el mandatario federal afirmó que México asume el desafío de demostrar a todo el mundo que es posible atender el fenómeno migratorio con desarrollo, empleo y bienestar, a lo que llamó “la vía mexicana”, para que la migración sea opcional y no forzada.

“Tenemos que demostrar en un plazo que hay otra vía, que hay otra forma de enfrentar el fenómeno migratorio, que podríamos llamar la vía mexicana”, dijo.

Esta visión, aseguró el morenista, consiste en atender las causas y los problemas que originan el fenómeno migratorio, y no apostar solo al uso de la fuerza y a medidas coercitivas, sino dar alternativas a la gente para que puedan trabajar y “ser felices en donde nacieron, donde están sus familiares, donde están sus costumbres, sus culturas”.

“Eso es lo que queremos acreditar y por eso aceptamos el desafío. Estamos trabajando para demostrar a todos, a los mexicanos, a los centroamericanos en nuestra América, al gobierno de Estados Unidos, al de Canadá, en el mundo entero, que se puede atender el fenómeno migratorio si hay desarrollo, empleo, si hay bienestar”, indicó

El titular del Ejecutivo federal enfatizó que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, y que “es un plazo que tenemos para acreditar esta vía, y ya estamos aplicándonos para dar buenos resultados”.

López Obrador confió en que se podrá resolver el problema migratorio “con la vía nuestra, que valora no solo el derecho que tiene la gente a buscarse la vida, el derecho al trabajo, sino también el respeto a los derechos humanos”.

Al reconocer que hubo disposición y voluntad del gobierno de Donald Trump, reiteró que no busca la confrontación con su homólogo estadounidense.

“Queremos seguir manteniendo una relación de amistad y no meternos en la política interna de Estados Unidos. Hacer valer el principio constitucional de no intervención y autodeterminación de los pueblos”, dijo.

Por la tarde, Trump advirtió que si México incumple con los acuerdos, la fase dos será más dura.

“Tenemos la fase dos. La fase dos que es mucho más difícil, mucho más dura, pero pienso que van a hacer un buen trabajo en México”, dijo a periodistas en el Salón Oval de la Casa Blanca, tras aludir a los 6 mil elementos de la Guardia Nacional que se movilizan a la frontera sur mexicana como parte de los acuerdos firmados en días pasados.

Trump presumió una “relación excelente con el presidente de México” y con su gente que por dos días y medio trabajó intensamente en el acuerdo con sus pares estadounidenses, y confió en que se reflejará en menos migrantes. “Creo que va a significar mucho, mucho menos gente”, apuntó.

Diez coordinaciones

El gobierno federal instaló diez coordinaciones de la Guardia Nacional en los municipios de la Frontera Sur para enfrentar el flujo de migrantes.

Sin afectación al presupuesto

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard aseveró que con la implementación de la estrategia para regular el flujo migratorio en la frontera sur no habrá afectación alguna al presupuesto de este año.

Los Leones evitan la barrida ante los Tigres en Cancún

Cartón de Tony: Ese esquema habla