in

Pareja mata a su hijo de 11 años obligándolo a beber agua

Zachary sabin
Los detenidos.

ESTADOS UNIDOS.- Una pareja de Colorado enfrenta cargos por matar a un niño de 11 años, obligándolo a beber grandes cantidades de agua. 


Ryan Sabin, de 41 años, y Tara Sabin, de 42 años, se entregaron a las autoridades el pasado martes y ahora están detenidos sin derecho a  fianza en la cárcel del condado de El Paso.

La muerte de Zachary Sabin

Los fiscales aseguran que Zachary Sabin falleció el pasado 11 de marzo en el poblado de Black Forrest después de que su padre y su madrastra s lo obligaron a tomar cuatro botellas de agua de 750 mililitros durante varias horas sin comer.

Los detenidos.
La madre se despidió de su hijo.

Según la declaración jurada, publicada por CBS News -en donde se puede leer que Zachary sufrió otros abusos físicos- la pareja precisó que el pequeño Zachary debía beber agua porque tenía un problema urológico hereditario.

En la noche del 10 de marzo, Ryan Sabin, un sargento designado en Fort Carson, afirmó que su hijo "solo tomaba sorbos y vomitaba el agua" porque la estaba bebiendo "muy lentamente y tenía aire en el estómago, lo que causó que el agua se asentara encima". Dijo que le pidió a Zachary que simplemente tomara y "eructara".

Tras el reclamo del pequeño, que se tiró al suelo, Ryan Sabin admitió haberlo pateado al menos dos veces. Después dijo que lo sacó a la intemperie para que el frío "le sacara el berrinche".

Cuando lo dejó entrar, el niño se durmió en el suelo. Al despertarse caminó  y se fue al baño donde "colocó sus manos en la pared y simplemente se quedó mirándola" antes de acostarlo alrededor de las 11:15 p.m. El hombre dijo que se durmieron pensando que estaba bien.

Fue al día siguiente, a las 6 a.m., cuando Ryan Sabin llamó al 911 después de encontrar al menor muerto, con un pañal empapado de orina, con espuma saliendo de su boca y rastros de sangre en su cama.

La madre del pequeño habló ante la prensa

Angela Tuetken, la madre biológica de Zachary Sabin, y Matthew Tuetken, su esposo y el padrastro del niño durante siete años, leyeron un comunicado el viernes.

"Nunca más podré abrazar a mi Zach nunca más", dijo, luchando contra las lágrimas. "Extrañaré la dulce naturaleza de mi ataque Zach. Nunca podré escuchar su risa contagiosa. Esta es, con mucho, la cosa más difícil que he tenido que soportar en mi vida. Ningún padre debería tener que enterrar a su hijo". "

"Esa es una de mis fotos favoritas de él", dijo su madre. "Hablamos de hacer un viaje especial a París después de que se graduó de la escuela secundaria".

La pareja habló durante diez minutos y expresó cierta simpatía por los dos miembros de la familia que ahora están en la cárcel y acusados ​​de asesinar a Zachary.

Te puede interesar: Las fotos del espectacular eclipse solar con "anillo de fuego"

Algunas personas en Ciudad de México contrataron mariachis en la Plaza Garibaldi para enviar virtualmente canciones para festejar el Día del Padre (Foto de EFE)

Festejan a papás desde avioneta y vehículo con altavoz