in

Perdieron a su madre por el cáncer, ahora el Covid-19 los dejó sin padre

Miguel Plangca, de 55 años, se convirtió en una víctima más del Covid-19 en Irlanda. Sin embargo, su historia fue retomada por medios internacionales, ya que deja huérfanos a sus cuatro hijos, quienes hace cinco años perdieron a su madre, víctima del cáncer.

El hombre, un migrante filipino, deja huérfanos a Mikee, de 21 años, Michael, de 19, John, de 14 y Chekie de 12; quienes tras la pérdida de su madre –con quien vivían en Filipinas- se mudaron a Irlanda para estar con su padre.

Miguel era uno de los tantos migrantes filipinos que viajan fuera del país para mantener a su familia, a la que le enviaba dinero, pero la muerte de su esposa obligó a sus hijos a dejar su país natal, aunque encontraron un amplio refugio en la comunidad filipina de Kildar.

"Hizo mucho por nosotros"

A mediados principios de abril pasado, Miguel presentó síntomas de resfriado y una tos que no cedía. Tras una visita al doctor se le diagnosticó con Covid-19, más tarde fue hospitalizado y pronto llegó a cuidados intensivos, donde permaneció durante 41 días antes de perder la batalla frente a este virus.

Te puede interesar: Padre e hija se disfrazan todos los días para sacar la basura

Mi papá hizo mucho por nosotros. Era un buen hombre que hizo todo lo que pudo por su familia”, declaró en entrevista para Mirror, citada por Telemundo, Mikee.

Gracias al apoyo de su padre, Mikee logró concluir sus estudios en una universidad de  Irlanda, pero ahora se encuentra dedicada de tiempo completo a cuidar a su hermano Michael, quien padece una discapacidad intelectual.

La mayor de los hermanos reconoce que por el momento no sabe cuál será su destino ni el de sus hermanos, aunque cuentan con el apoyo de la comunidad filipina, quienes incluso lanzaron un fondeo para ayudar a la familia con sus gastos.

La bandera de EE.UU. estará a media asta por las víctimas de Covid-19, acepta Trump

México entre los 10 países con más muertos por Covid-19