in ,

Pide Parlamento Europeo castigar a Lukashenko

Mujeres que apoyan la oposición en Bielorrusia se manifiestan afuera del Parlamento Europeo

BRUSELAS (EFE).— El Parlamento Europeo (PE) dejará de reconocer al actual presidente de Bielorrusia, Aleksander Lukashenko, cuando acabe su actual mandato el próximo 5 de noviembre, tras unas elecciones que “violan todos los estándares internacionales”, y pidió a la Unión Europea (UE) imponer sanciones al mandatario.

En una resolución adoptada por 574 votos a favor, 37 en contra y 82 abstenciones, el Parlamento Europeo se unió a los Estados miembros al rechazar los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto en Bielorrusia, que dieron una victoria mayoritaria a Lukashenko y han sido tildadas de fraudulentas por la oposición y organismos internacionales.

“El Parlamento Europeo (...) rechaza los resultados de las supuestas elecciones presidenciales celebradas en Bielorrusia el 9 de agosto, ya que se llevaron a cabo en flagrante violación de todas las normas reconocidas internacionalmente, y hace hincapié en que no reconocerá a Lukashenko como presidente de Bielorrusia una vez que expire su actual mandato”, dice el texto.

“Agresiva”

Al respecto, el Ministerio de Exteriores de Bielorrusia arremetió contra el PE al calificar de “agresiva”, “alejada de la realidad” y “desequilibrada” la resolución que no reconoce a Lukashenko como presidente del país y que pide a la Unión Europea (UE) imponer sanciones a Minsk.

“Este documento tiene un carácter evidentemente agresivo y no contiene ni una sola tesis objetiva o equilibrada”, afirmó el Ministerio en un comunicado.

Sin embargo, los eurodiputados se mostraron favorables a las medidas que está preparando el Consejo para sancionar a los responsables del amaño de los resultados electorales y la represión en Bielorrusia, y pidieron que en estas restricciones se incluya al propio Aleksandr Lukashenko.

Además, pidieron que en la lista de sanciones se incluya también a “empresarios conocidos por su apoyo al régimen o por despedir a sus empleados si participan en las huelgas”.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, quiere aprobar “lo antes posible” las sanciones que llevan preparándose ya más de un mes.

“Deberían ser aprobadas antes del Consejo Europeo si queremos mantener la credibilidad europea”, advirtió Borrell el pasado martes, en referencia a la reunión de jefes de Estado y Gobierno de los Veintisiete prevista para la próxima semana, el 24 y 25 de septiembre.

Decepción

El Ministerio de Exteriores expresó su decepción y señaló que el PE, “que se posiciona a sí mismo como una estructura seria, objetiva y democrática, no tuvo suficiente voluntad política para mirar más allá de su nariz, superar la parcialidad y no convertirse en rehén de diversos tópicos”.

“El análisis ha sido reemplazado por una sarta de propuestas emotivas que no conducen a ningún lado. A los parlamentarios europeos no les vendría nada mal tener un mínimo de conocimiento del derecho internacional y de respeto a la soberanía de terceros países”, añadió.

El poema que el papá de Gigi Hadid le escribió a su nieta conmueve a las redes

La CFE encabeza listado de quejas