in

Plan contra el sarampión

Foto: Megamedia

Alemania multará a padres que no vacunen a sus hijos

BERLÍN (EFE).— El Consejo de ministros alemán aprobó ayer multas de hasta 2,500 euros para los padres que no vacunen contra el sarampión a sus hijos en edad escolar.

La decisión, que entra en vigor en marzo del año que viene si el Bundestag (cámara baja) la ratifica, obliga también a vacunar a los menores en centros de refugiados y contempla incluso la exclusión de menores no vacunados del derecho a asistir a la guardería.

“Queremos dentro de lo posible evitar que todos los niños se contagien de sarampión. Porque el sarampión es altamente contagioso y puede tener una evolución muy mala, a veces fatal”, argumentó el ministro de Sanidad, Jens Spahn.

El año pasado se registraron en Alemania un total de 543 casos de sarampión y en lo que va de año suman ya más de 400.

La decisión del Consejo de Ministros llega en un momento en el que en Alemania —y en gran parte de Europa— distintos grupos cuestionan la importancia de las vacunas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que de los aproximadamente 135 millones de niños que nacen cada año en el mundo, veinte millones no reciben las vacunas esenciales o lo hacen de forma incompleta, razón por la cual la tasa de inmunización en el mundo sigue estancada en un 86%.

Esa cobertura no es suficiente para prevenir brotes epidémicos de enfermedades que pueden evitarse perfectamente si se alcanzara la tasa de vacunación global del 95 % que se requiere.

En el mundo, a uno de cada 10 niños le faltan todas o una parte de vacunas que pueden salvar sus vidas, pero hay casos extremos, como los de 16 países que sufren conflictos armados o están en situación de fragilidad, donde solo la mitad de los niños son vacunados.

Se trata de Afganistán, la República Centroafricana, Chad, la República Democrática del Congo, Etiopía, Haití, Iraq, Mali, Níger, Nigeria, Paquistán, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Siria y el Yemen.

 

El movimiento antivacunas ha ganado fuerza en Estados Unidos y varios países europeos. Ayer, el gobierno de Alemania anunció que multará a los padres que no vacunen contra sarampión a sus hijos

Permanecerá húmeda la canícula