in

Positiva reacción de Rusia

Moscú aceptaría una reunión entre Trump y Putin

MOSCÚ (EFE).— Moscú reaccionará positivamente a la propuesta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reunirse con su homologo ruso, Vladimir Putin, en la ciudad japonesa de Osaka durante la cumbre del G20, si esta es formulada oficialmente, aseguró ayer el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

“Escuchamos la declaración del presidente Trump de que espera reunirse con el presidente Putin durante la cumbre del G20 en Osaka. Si esta propuesta es hecha formalmente, nosotros reaccionaremos positivamente a ella”, afirmó durante una rueda de prensa conjunta en Sochi con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Lavrov señaló que él y Pompeo coinciden en la importancia de restablecer los canales de comunicación, que han estado congelados en gran parte por una ola de acusaciones sin fundamento contra Rusia sobre presuntos intentos de interferencia en las elecciones estadounidenses e incluso la existencia de un acuerdo secreto entre altos funcionarios de Estados Unidoss y Moscú.

“Está claro que estas acusaciones son completamente falsas y espero que, tras la reciente publicación del informe del fiscal especial Robert Mueller, la turbulenta situación se calme y que podamos avanzar por fin hacia el establecimiento de una cooperación constructiva y un diálogo profesional con Estados Unidos”, recalcó.

El informe de Mueller no halló ninguna conspiración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y de su entorno con el Kremlin para ganar las elecciones a la Casa Blanca en 2016 a la demócrata Hillary Clinton.

Pompeo a su vez dijo que las conversaciones con Lavrov en Sochi fueron un paso hacia la dirección adecuada.

“Trump ha dejado claro que espera que tengamos una mejor relación entre los dos países. Creo que nuestra reunión fue un buen paso en esta dirección”, señaló, y aseguró que Estados Unidos está preparado para buscar terreno común con Rusia siempre y cuando haya un diálogo “serio” sobre los asuntos en los que difieren o comparten.

El tema de la injerencia rusa en los asuntos internos de Estados Unidos fue abordado por Pompeo durante la reunión en el balneario del mar Negro, y el jefe de la diplomacia estadounidense dijo a su homólogo ruso que “la injerencia en una campaña electoral de Estados Unidos es inadmisible”.

“Si esto sucede también en 2020, con toda seguridad nuestras relaciones mutuas empeorarán. Hacemos un llamamiento para que no lo hagan, simplemente no lo admitiremos”, advirtió Pompeo.

Lavrov entregó a Pompeo a su vez la copia de un artículo “publicado en Estados Unidos en 1987 que advertía de que la Unión Soviética intentaría incidir en las elecciones presidenciales norteamericanas de 1988” para subrayar que el debate sobre la presunta injerencia de Moscú puede ser infinito y resurge cada cierto tiempo.

“En este artículo por primera vez se mencionaron las ambiciones políticas del ya exitoso empresario Donald Trump, por lo que el tema se puede debatir eternamente, pero mientras no haya pruebas concretas sobre la mesa no podremos conversar sobre el tema como adultos”, indicó.

Lavrov también entregó a Pompeo un documento no oficial sobre la supuesta interferencia de Estados Unidos en los asuntos internos de Rusia, como “la ley de apoyo a la libertad de Ucrania” en la que “se encarga y obliga al secretario de Estado a promover la democracia en Rusia” para lo cual se asignan 20 millones de dólares anuales.

Selena Gómez causa asombro en el Festival de Cannes

Cartón de Tony: Un clima de optimismo