in

Proceso penal contra maristas

Casos de abuso de religiosos contra menores en Chile

SANTIAGO DE CHILE (EFE).— El papa Francisco ordenó la apertura de un proceso penal en la Congregación para la Doctrina de la Fe respecto de las denuncias sobre abuso sexual de algunos religiosos de la Congregación de los Hermanos Maristas en Chile, informaron ayer fuentes eclesiásticas.

El portavoz de la Conferencia Episcopal de Chile, el diácono Jaime Coiro, precisó en una rueda de prensa que desde la Congregación han dispuesto “acompañar pastoralmente, en nombre de la Iglesia, a las personas que formularon las denuncias”.

En septiembre de 2018, el sacerdote salesiano David Albornoz finalizó la primera etapa de una investigación que reunió antecedentes de abusos sexuales en la Congregación de los Hermanos Maristas, pero hasta ahora la Iglesia chilena no había tomado ninguna decisión al respecto, lo que causó incertidumbre entre los denunciantes de los abusos.

Ayer, Jaime Coiro indicó que la Congregación para la Doctrina de la Fe ha encargado a Pilar Ramírez, directora del Departamento de Prevención de Abusos (organismo de la Conferencia Episcopal de Chile) “acompañar pastoralmente”, en nombre de la Iglesia, a las personas que han formulado las denuncias.

“Ha sido la misma señora Pilar quien les ha comunicado estas noticias, por encargo del Dicasterio vaticano, a las personas denunciantes”, indicó Coiro.

La decisión del papa Francisco se conoce cuando la Iglesia chilena continúa sacudida por una ola de abusos sexuales, que ha propiciado la caída de varios obispos y de otros altos representantes del clero.

Las denuncias contra abusos cometidos en colegios de los hermanos maristas abarcan incluso casos ocurridos hace varias décadas, que nunca antes habían sido denunciados, y la investigación del sacerdote Albornoz apuntó como presuntos autores a siete religiosos de la orden.

 

 

Ingenio infantil, a prueba

“Se hará más con menos para transformar a Suma de Hidalgo”