in

Promete alianza comercial

Activistas protestan contra la visita del presidente de Estados Unidos

Trump deja de lado las críticas a Theresa May

LONDRES (AP).— En tono conciliador, el presidente Donald Trump dejó de lado ayer sus frecuentes críticas a la primera ministra británica, Theresa May, por la manera como manejó su reprobado acuerdo de “brexit”, y declaró que la historia la recordará con afecto en caso de que el Reino Unido pueda separarse con éxito de la Unión Europea (UE).

El más reciente capítulo en la “relación especial” de los aliados históricos se presentó mientras manifestantes opuestos al mandatario —sobre quienes flotaba el ahora famoso globo con la figura de un bebé Trump— tomaron las calles aledañas en el centro de Londres.

Los inesperados elogios del presidente hacia Theresa May se presentaron a tan solo unos días de que la premier haga efectiva su renuncia al frente del partido luego de fracasar en su intento por concretar un acuerdo de “brexit”. Dejará el cargo de primera ministra una vez que se haya elegido a su sucesor.

“He disfrutado enormemente trabajar con usted. Es una gran profesional y una gran persona que ama mucho a su país”, le dijo Trump a Theresa May en una conferencia de prensa cerca de la oficina de gobierno en Downing Street. Pero no pudo evitar una sutil crítica, evocando los dos años de embates hacia la premier al recordarle que le había recomendado demandar a la UE en lugar de intentar negociar una salida.

Trump indicó que él habría “demandado y llegado a un acuerdo, tal vez, pero nunca se sabe. Posiblemente ella sea mejor negociadora que yo”. Añadió que el acuerdo que había pactado la líder británica era bueno y “tal vez no reciba el crédito que se merece”.

Por su parte, Theresa May expresó optimismo de que su sucesor sea capaz de concretar el “brexit”.

“Aún creo —personalmente— que lo mejor para el Reino Unido es dejar la Unión Europea con un acuerdo. Creo que hay un buen acuerdo sobre la mesa”, señaló. “Obviamente, será mi sucesor como primer ministro el que prosiga con este asunto. Lo que es primordial, creo, es cumplirle al pueblo británico con el ‘brexit’”.

Horas antes, Trump insinuó en tono de broma que Theresa May “se mantuviera” hasta que se negociara un nuevo pacto comercial entre Estados Unidos y Reino Unido. La líder británica y sus asistentes lo tomaron con humor.

Trump señaló que Gran Bretaña y Estados Unidos serían capaces de concretar un “acuerdo comercial fenomenal” una vez que el Reino Unido haya dejado la UE, lo que fue música para los oídos de los británicos a favor del “brexit”.

Pero, en palabras que seguramente causarán preocupación entre aquellos en contra de la separación, dijo que “todo” —incluyendo el Servicio Nacional de Salud— estaría “sobre la mesa” en futuras negociaciones comerciales. En una entrevista posterior que se transmitirá hoy en el programa “Good Morning Britain” de ITV, Trump parecía retractarse de esa idea, diciendo que no visualizaba al servicio de salud como parte de las negociaciones. “Eso no es comercio”, declaró.

La mayoría de los británicos apoyan el Servicio Nacional de Salud, que provee servicios médicos gratuitos a todos, y a muchos de ellos les preocupa que las empresas de servicios de salud de Estados Unidos ganen acceso a una parte de él como condición de un acuerdo comercial.

Protestas contra Trump

Con muestras de furia e ironía, miles de manifestantes abarrotaron ayer la zona de Londres donde se encuentran edificios de gobierno para protestar por la visita de Donald Trump al Reino Unido.

“No es bienvenido”

Feministas, ambientalistas, activistas por la paz, sindicalistas y otros se manifestaron en contra de la bienvenida real ofrecida a Trump, coreando frases como “Dilo fuerte, dilo claro, Donald Trump no es bienvenido aquí”.

Noche perfecta para los Leones de Yucatán

Cartón de Tony: El núcleo destruido