in ,

Prudente optimismo al cerrar un foro del FMI

En la entrada de la sede del FMI

EL FMI destaca actual panorama en su asamblea

WASHINGTON (EFE).— Prudente optimismo, advertencias sobre una retirada precipitada de estímulos económicos y la renovada voluntad de liderazgo de Estados Unidos fueron los principales temas de la asamblea de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) que concluyó ayer y donde se analizó la recuperación global tras la pandemia.

“Una retirada prematura de los apoyos económicos podría socavar la recuperación”, advirtió Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario, en un debate sobre la economía global con el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, y la directora de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Ngozi Okonjo-Iweala.

Aunque reconoció que la asamblea de primavera conlleva noticias positivas por primera vez en meses la titular del FMI insistió en que la recuperación actual es de varias velocidades.

Así, por un lado están los países avanzados, que se acercan a sus niveles previos a la pandemia, pero por el otro están los emergentes cuya recuperación se ralentiza debido a su menor capacidad de empuje fiscal y el lento acceso a las vacunas.

“Esto conlleva riesgos financieros en el futuro", advirtió la funcionaria.

El Fondo presentó esta semana el informe de “Perspectivas Económicas Globales”, coordinado por la economista jefe del organismo, Gita Gopinath, donde elevó las previsiones de crecimiento económico global al 6%, frente al 5.5% anticipado tres meses atrás.

Recuperación desigual

Sobre Estados Unidos, el presidente de la Fed reconoció que el progreso en la aceleración de la vacunación contra el Covid-19, con más de 3 millones de dosis diarias, sitúa al país en camino de una apertura completa de la economía bastante pronto.

No obstante, Jerome Powell matizó que la recuperación económica del país aún es incompleta y desigual ya que más de 8.5 millones de trabajadores siguen sin empleo en Estados Unidos y agregó que “hasta que todo el mundo esté vacunado, habrá riesgo de nuevas mutaciones y será posible retomar la actividad global”.

Coincidencias

La reunión del Fondo, que se celebró de manera virtual por la pandemia, mostró una inusual coincidencia entre los países integrantes acerca de la necesidad de mantener el apoyo fiscal y monetario para lograr dejar atrás a la crisis sanitaria mundial.

Uno de los principales cambios de tono es consecuencia de la nueva Administración en Estados Unidos con el presidente Joe Biden, quien ha dejado atrás el aislacionismo de su predecesor, Donald Trump y se ha comprometido a reforzar el multilateralismo.

“El trabajo no ha concluido todavía, dada la gran incertidumbre y el riesgo de cicatrices permanentes. Urjo a todas las grandes economías a empujar para esforzarse por ofrecer paquetes significativos de nuevo apoyo fiscal para asegurar una recuperación justa”, dijo la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en su intervención en la plenaria del Fondo.

Durante los encuentros, la funcionaria anunció que Estados Unidos buscará pactar en el marco del G20 (que agrupa a las principales economías avanzadas y emergentes) un impuesto mínimo global de sociedades, que situó tentativamente en el 21%, para lograr sistemas fiscales “estables y justos”.

El objetivo del plan estadounidense es poner fin a la competencia internacional de los últimos años que ha llevado a muchos países a reducir su impuesto de sociedades para atraer a las empresas.

TituloOtro

El Inaip busca evitar casos de abuso

Por primera vez, 10 partidos van por la alcaldía de Progreso