in ,

¿Quién es Pablo Hásel, qué hizo y por qué protestan por su libertad?

PABLO HÁSEL
Foto: EFE

ESPAÑA.- Hace una semana, un nombre empezó a causar eco en España: Pablo Hásel, un rapero poco conocido pero que movilizó a múltiples ciudades españolas en las que piden su libertad luego de que fue encarcelado por injurias a la corona y enaltecimiento del terrorismo.

Oficialmente ya se cumplieron los seis días de protestas consecutivas, por eso aquí te contamos, quién es Pablo Hásel, qué hizo y qué pasó en Europa tras su detención.

Este tema se volvió crítico para el gobierno de coalición, pues uno de los partidos que lo integran, de extrema izquierda, exige que el rapero sea perdonado al tiempo que critica a la policía por supuesta brutalidad.

Fotos: AP Protestan por Pablo Hásel.
Fotos: AP Protestan por Pablo Hásel.
Fotos: AP Protestan por Pablo Hásel.
Fotos: AP Protestan por Pablo Hásel.

¿Quién es Pablo Hásel?

Hasta hace unas semanas, el nombre de Hasél no era conocido en España. Con sus rimas mordaces contra el sistema, el rapero de 32 años es considerado un poeta por algunos y un punk por otros.

Simpatizante del movimiento independentista de Cataluña, Hasél tuvo roces con la ley que le causaron más de una sentencia, aunque nunca había sido encarcelado. Además de sus tuits y sus letras, también lo acusaron de agresión, obstrucción de la justicia y allanamiento.

La canción de Pablo Hásel que enojó a la corona

Recientemente reincidió con una canción y tuits que insultaban al rey emérito Juan Carlos I y elogiaban a grupos terroristas, lo que llevó a que las autoridades lo arrestaran y encarcelaran en su ciudad natal de Lleida, en Cataluña, para cumplir con una sentencia de nueve meses.

¿Qué hizo Pablo Hásel?

Hasél hirió susceptibilidades e irritado a las autoridades en la última década. En sus insultos a la monarquía, describió al rey emérito como un mafioso que saquea el reino español.

Los terroristas

En tuits se refrió a un fallecido miembro del grupo terrorista vasco ETA como si hubiera sido exterminado por el “estado torturador”. En otras composiciones elogió a otros grupos terroristas y ha abogado por ataques con bombas contra la televisión estatal española y contra el político socialista vasco Patxi López.

Algunos consideran que ejerció su derecho a la libertad de expresión, pero la ley opina lo contrario.


Hásel no se iba a entregar

Hasél había advertido que no se entregaría voluntariamente para cumplir con su sentencia. El lunes pasado se atrincheró con simpatizantes en la Universidad de Lleida por 24 horas antes de que la policía lo detuviera. Hasél no llevaba cubrebocas y gritaba lemas para sus simpatizantes al ser llevado por las autoridades.

Las protestas en españa

Tras esto surgieron protestas, pacíficas en un principio, en varias ciudades catalanas incluyendo Barcelona. Manifestantes encapuchados comenzaron a lanzar objetos contra la policía y a encender botes de basura para montar barricadas en la calle. La policía respondió con balas de goma y macanazos. Una joven perdió un ojo.

El martes las protestas se ampliaron a todo el país con disturbios serios en Madrid. El miércoles hubo protestas más pequeñas, pero nuevamente violentas.

¿Qué tiene que ver la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana?

En el punto de la mira está la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, creada por el gobierno conservador previo, que muchos sienten que fue diseñada para limitar las protestas contra el gobierno y proteger a la policía.

La ley se usó contra otros raperos y tuiteros, incluso titiriteros. El caso de Hasél desató críticas de Amnistía Internacional y una petición de 200 figuras culturales, incluyendo el cineasta Pedro Almodóvar y el actor Javier Bardem.

El gobierno de coalición, al sentir una presión cada vez mayor, prometió enmendar el código penal para eliminar las sentencias a prisión por ofensas relacionadas a la libertad de expresión.

Hasta López Obrador reaccionó

En su conferencia mañanera del jueves en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió la liberación del rapero. Al señalar los ataques contra Francisco I. Madero, López Obrador destacó "las benditas redes sociales" y mencionó que hay ciudadanos que defienden la transformación.

"Además de nuestras convicciones libertarias, no tenemos necesidad de perseguir a nadie o de coartar la libertad de nadie, en el caso de España, lo decía yo, un rapero, no sé si ya salió. "¿Ya lo sacaron de la cárcel? Lo repito, porque yo quiero que lo saquen de la cárcel, por injurias al rey, un rapero que hace una composición, una canción, que hace un cuestionamiento, al tambo; aquí no, nada, libertad. Todo mundo tiene derecho a expresarse, a manifestarse y respetamos a todos", declaró. "Lo importantes es que todos podamos hablar, manifestarnos, protestar, criticar, sin represalias, sin censura. ¿Por qué podemos garantizar esto, que puedan insultar al Presidente, como lo hacen? Porque tenemos nosotros la posibilidad de replicar, existen las mañaneras", dijo.

La polémica de Hásel no parece tener final

Con más protestas convocadas, el gobierno español y la policía tienen ahora la tarea de calmar la situación en las calles y facilitar el debate político.

El gobierno del primer ministro socialista Pedro Sánchez defiende a la policía y condena la violencia, pero debe contener al partido asociado de extrema izquierda para evitar una separación. El rechazo del líder de Unidos Podemos a condenar públicamente la violencia ha desatado llamados de la oposición a su expulsión del gobierno, lo que podría derribar la coalición y desatar nuevas elecciones nacionales.

Otras notas sobre Pablo Hásel que podrían interesarte:

Al mediodía comenzaron las comparecencias de funcionarios del gobierno del Estado ante el pleno del Congreso (Foto de Carlos de la Cruz)

Comparecen funcionarios estatales por primera vez ante el pleno del Congreso

Los motores de dos aviones Boeing se incendiaron tras despegar el sábado pasado