in ,

Reportan amenaza inusual: incendio inquieta a Los Ángeles

El gobernador de California

Incendio inquieta a las autoridades de Los Ángeles

LOS ÁNGELES (EFE).— Un incendio que avanza en el Bosque Nacional de Los Ángeles, al noreste de la ciudad, ha puesto en alerta a las autoridades locales por su proximidad y por la cantidad de contaminación aérea que ha afectado en gran medida la calidad del aire angelino.

El incendio forestal, bautizado como “Bobcat” por el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire), ha quemado más de 16,600 hectáreas en la semana que lleva activo, y solo ha sido contenido en un 6%.

Las autoridades lo han definido como una amenaza inusual que ha evadido a los bomberos y amenaza a las comunidades locales, a pesar de que no ha quemado casas ni ha causado heridos hasta el momento.

Además del despliegue de bomberos, una de las primeras medidas que tomó la unidad encargada del control de la calidad del aire en el condado de Los Ángeles fue lanzar una alerta de humo, dirigida especialmente a los habitantes de Arcadia, una ciudad de 60,000 habitantes situada en la metrópoli angelina.

El incendio ha contribuido a días de terrible calidad del aire en Los Ángeles, donde los residentes han informado de fuertes olores a quemado y una capa de neblina polvorienta, según el diario local “Los Angeles Times”.

El alcalde de la ciudad, Eric Garcetti, advirtió en un mensaje por las redes sociales que la crisis climática “ está en la puerta de nuestra casa”.

“La crisis climática no es una amenaza lejana, está aquí, en la puerta de nuestra casa. La forma en que nos levantemos para enfrentarlo determinará nuestra propia supervivencia. Estamos comprometidos con un pacto verde en Los Ángeles y su promesa de equidad y sostenibilidad. Y necesitamos soluciones federales ahora”, señaló en alusión al presidente estadounidense, Donald Trump.

El mandatario visitó este lunes California y dijo que el estado necesita “una gestión forestal buena y fuerte”, algo que recordó que es algo que lleva pidiendo desde hace tres años, en referencia a las autoridades locales, mayoritariamente demócratas.

Al ser preguntado por los periodistas sobre si creía que el cambio climático era un factor en la declaración y rápida propagación de estos incendios devastadores, respondió que “muchas cosas son posibles”, y cuando más tarde se le volvió a plantear esta cuestión, su contestación fue que “el frío llegará” pronto.

Más allá de la situación en Los Ángeles, unos 16,000 bomberos se encuentran trabajando a lo largo y ancho de California para tratar de evitar que los fuertes vientos previstos para las próximas horas descontrolen todavía más los fuegos, en los que ya han fallecido por lo menos una treintena de personas desde mediados de agosto y decenas de miles permanecen desalojadas.

“Ayer, la actividad aumentó en varios de los incendios forestales, mientras que en otros incendios, las cuadrillas continuaron su progreso hacia la contención: los bomberos pudieron contener dos grandes incendios forestales a la vez que seguían respondiendo a 33 incendios forestales en todo el estado”, apuntó Cal Fire en su actualización matutina.

Los expertos coinciden en culpar a una amalgama de motivos que incluyen tanto el calentamiento global (menos lluvia, más sequedad y temperaturas muy altas) como la gestión forestal, además del incremento de la presencia humana en zonas tradicionalmente no pobladas, que hace que, cuando se declaran, estos fuegos resulten mucho más peligrosos.

Generalmente, lo peor de la temporada de incendios de California no llega hasta octubre, pero el estado ya ha registrado más 1.2 millones de hectáreas quemadas, un récord, según cifras del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California.

Las columnas de humo sin precedentes que surgen de los incendios en la costa oeste están siendo atrapadas en la corriente en chorro atmosférica y transportadas a través de Estados Unidos, informó ayer el Servicio Meteorológico Nacional.

“Las imágenes de satélite de esta mañana muestran humo en el aire moviéndose sobre gran parte del noreste y el Atlántico medio”, tuiteó ayer la oficina del servicio meteorológico de Baltimore-Washington.

La oficina explicó que este humo “está oscureciendo el sol y mantendrá las temperaturas unos grados más frías hoy que lo que se observaría si el humo no estuviera presente”.

De hecho, esta semana se han reportado condiciones de humo y neblina en Nueva York, Boston e incluso Maine.

En las últimas fechas, el humo llegó incluso a Europa, principalmente a los Países Bajos, Alemania y España, según reportes de instituciones locales.

Una lengua del humo de los incendios en California pasó el pasado viernes por la península Ibérica, recorrió todo el valle del Ebro desde el Cantábrico hasta su desembocadura en la provincia de Tarragona y, una vez en el Mediterráneo, llegó a las Islas Baleares, de acuerdo al servicio catalán de meteorología Meteocat.

 

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia

Cochinita pibil y su origen en “Las crónicas del taco”