in

Represión policial deja dos muertos

Celebridades birmanas gritan consignas durante un memorial por Mya Thwe Thwe Khaing

Antigolpistas son dispersados por agentes a balazos

RANGÚN, Birmania (AP).— Dos manifestantes antigolpistas en Birmania murieron ayer luego que la policía antidisturbios disparó balas reales para dispersar una protesta, según informaron los medios locales.

Las muertes ocurrieron en Mandalay, la segunda ciudad más grande del país. Una de las víctimas recibió un disparo en la cabeza y murió en el lugar, dijo la organización Frontier Myanmar. Otro recibió un disparo en el pecho y murió rumbo al hospital.

También se informó de otras lesiones graves.

Los disparos ocurrieron cerca del muelle de Yadanabon, donde las fuerzas antidisturbios utilizaron más temprano gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes.

Las fuerzas de seguridad birmanas aumentaron la represión contra los manifestantes antigolpistas, utilizando cañones de agua, gases lacrimógenos, hondas y balas de goma contra los manifestantes y los trabajadores portuarios en huelga en Mandalay.

Unos 500 policías y soldados llegaron al área cercana al muelle de Yadanabon después de que los trabajadores portuarios se unieran al movimiento nacional de desobediencia civil, negándose a trabajar hasta que la junta militar que tomó el poder en un golpe de Estado el 1 de febrero reinstalara al gobierno democráticamente elegido.

Los manifestantes y residentes se vieron obligados a huir del vecindario en medio de la violencia, mientras las fuerzas de seguridad los perseguían.

 

Mayor cuidado animal

Gustavo Rodríguez Vega: Homilía del I domingo de Cuaresma