in

Repunte de la pandemia

Una familia llora la muerte de su padre por Covid-19

América paga el precio de Navidad y Año Nuevo

REDACCIÓN INTERNACIONAL (EFE).— América reportó ayer 437,000 nuevos casos de coronavirus, la segunda peor cifra diaria de la pandemia, que elevaron el total a 37 millones de enfermos, un precio alto que empezó a pagar el continente tras las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.

En el mundo, los casos llegaron ayer a 86.4 millones, después de que en las últimas horas se registraran 735,000 contagios recientes, la mayoría de ellos en América.

En cuanto a muertes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) las ubica en 900,000 en este continente tras las 7,200 de ayer.

Esta nueva ola de infecciones la vaticinaron las autoridades sanitarias y son el resultado de las aglomeraciones en el comercio para realizar compras navideñas y las reuniones familiares de fin de año.

Esa curva ascendente de casos la padece principalmente Estados Unidos, que acumula 21 millones de enfermos y en donde la vacunación avanza despacio.

Precisamente, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, dijo ayer que su Administración distribuirá todas las dosis de vacuna disponibles de forma inmediata.

“Las vacunas nos dan esperanza, pero la distribución ha sido un despropósito”, dijo Biden en un acto en Wilmington (Delaware)

Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno estadounidense, manifestó que Estados Unidos podría llegar a un millón de inoculaciones al día, con lo cual solo hasta junio de 2022 alrededor del 80 % de la población del país recibiría la inmunización.

Brasil, el segundo país más afectado en América por la pandemia, registró en las últimas horas 52,035 nuevos casos de Covid-19, con lo que superó la marca de los ocho millones de contagios.

El gigante suramericano también reportó 962 nuevos fallecimientos.

Así, desde que se presentó el primer caso de la enfermedad, el 26 de febrero del año pasado y la primera muerte el 12 de marzo, Brasil acumula 201,406 decesos por coronavirus y 8,013,708 contagios.

El incremento de las muertes y los contagiados se genera en momentos en que Brasil sigue sin definir la fecha para el inicio de la campaña de vacunación, aunque el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, aseguró que podría comenzar el próximo 20 de enero.

De hecho, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), el regulador de Brasil, recibió ya el pedido de uso de emergencia de la vacuna desarrollada en el país por el laboratorio chino Sinovac junto con el Instituto brasileño Butantan.

La solicitud fue presentada por el Instituto Butantan después de que la Gobernación de Sao Paulo, de la que depende el centro de investigación, anunciara el jueves que los estudios realizados con voluntarios en el país mostraron que esta vacuna tiene una eficacia del 78 %.

Asimismo, la estatal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) pidió la autorización para usar por razones de emergencia dos millones de dosis de la vacuna de la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Alarma en Colombia

En América Latina preocupa el caso de Colombia, que ayer sumó 18,221 casos nuevos de covid-19, su segundo récord consecutivo, que elevaron a 1,755,568 el número de personas que han contraído la enfermedad desde que se informó de la primera infección el 6 de marzo de 2020.

Además de la elevada cifra de contagios, el Ministerio de Salud señaló que hubo 364 muertes, el número más alto desde el 1 de septiembre cuando el país tuvo 389 defunciones.

Como consecuencia de ese repunte la capital colombiana, Bogotá, está en alerta roja, con el comercio cerrado y una circulación de personas y automóviles relativamente baja.

Con las camas de las UCI ocupadas a más del 85 % y casi un tercio de los casos totales de la enfermedad, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, declaró la alerta roja, así como la restricción total de la movilidad desde la medianoche del jueves hasta las cuatro de la mañana del próximo 12 de enero.

Se alarga periodo de cierre

El síndrome de Stendhal