in ,

Reviven una tragedia

Familiares y amigos de la víctimas de un ataque terrorista en el Puente de Londres se abrazan en un acto religioso en el primer año del hecho

Aniversario de un ataque terrorista con ocho muertos

LONDRES (EFE y AP).— La primera ministra británica, Theresa May, y el alcalde de Londres, Sadiq Khan, participaron ayer en un emotivo homenaje a las ocho víctimas mortales del ataque terrorista de hace un año en el puente de la capital británica y el mercado de Borough.

Familiares y amigos de los fallecidos encendieron velas y depositaron flores en su recuerdo durante un oficio religioso en la catedral londinense de Southwark, a pocos metros de donde se produjo el atentado, en el que resultaron además heridas 48 personas.

El deán del templo, Andrew Nunn, leyó al comienzo del servicio, ante unas 700 personas, los nombres de los fallecidos y expresó su deseo de que el tributo colectivo ayude a las familias a superar su pérdida.

“El amor es más fuerte que el odio, la luz es más fuerte que la oscuridad y la vida es más fuerte que la muerte. Eso era cierto hace un año y lo sigue siendo hoy”, declaró Andrew Nunn.

Tras el acto religioso, la primera ministra, el alcalde y otras autoridades, como el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, y la comisaria jefa de la policía de Londres, Cressida Dick, depositaron ofrendas florales y guardaron un minuto de silencio para recordar a los fallecidos, una muestra de respeto que se siguió en todo el país.

Em su intervensión, Theresa May homenajeó la valentía de los equipos de emergencia y de otras personas como Ignacio Echeverría, un español que atacó a los agresores con su patineta y perdió la vida en el ataque.

Dijo que el hecho de que siete de las ocho víctimas no eran de Gran Bretaña _sino de Francia, España, Australia y Canadá_ fue “un reflejo de nuestra gran capital cosmopolita, cuya energía y valores une a personas de todo el mundo, y un recordatorio trágico que la amenaza del terrorismo trasciende las fronteras y nos impacta a todos”.

“Nuestra determinación de mantenernos firmes y superar esta amenaza juntos nunca ha sido más fuerte”, agregó la mandataria.

El nivel de amenaza oficial de Gran Bretaña debido al terrorismo es severo, el segundo más alto de los cinco niveles, lo que significa que es muy probable que se produzca un ataque.

El gobierno informó ayer que prevén que “la amenaza del terrorismo islamista se mantenga en su nivel actual durante al menos los próximos dos años y podría aumentar aún más”.

El secretario del Interior, Sajid Javid, declaró el pasado domingo que planea reclutar a 2,000 nuevos oficiales del servicio de seguridad para ayudar a combatir la amenaza terrorista.

 

Breves Políticas

Dos oros para Yucatán en Olimpíada Nacional