in ,

Samuel defendió a un chico que sufría "bullying"; días después lo mataron

Samuel Reynolds, un joven de 16 años, falleció en un hospital a causa de la ráfaga de balas que lanzó sobre él un agresor al que enfrentó días antes, cuando acosaba a otro adolescente.

Así lo confirmó la policía de Arlington, Texas, donde sucedieron los hechos la semana pasada. El agresor fue identificado como otro adolescente de entre 13 y 15 años, quien quedó registrado en las cámaras de seguridad del edificio en el que vive la familia Reynolds.

El agresor fue detenido, aunque las autoridades no especificaron si será juzgado como adulto o menor.               

El enfrentamiento contra su agresor

 La familia confirmó a los agentes que días antes del ataque, Samuel fue testigo de cómo el hoy detenido estaba agrediendo a un chico de 15 años, por lo que decidió enfrentarlo para ayudar a la víctima de “bullying”.

A partir de entonces, el agresor comenzó a molestar a Samuel cada que lo veía, ya que incluso vivía en el mismo complejo departamental, según confirmó la policía a cargo del caso.

El día del ataque, el agresor confrontó a Samuel en las escaleras de su edificio y descargó en él una ronda de una pistola semiautomática. El joven de 16 años no murió en el lugar, sino que sobrevivió dos días más antes de perder la batalla en un hospital.

Realizarán un homenaje a Samuel

Si bien el hecho quedó registrado en las cámaras de seguridad del edificio, al momento de su detención el agresor –del que no se dará el nombre por tratarse de un menor de edad- negó estar involucrado.

La escuela preparatoria  a la que Samuel Reynolds asistía, informó que el viernes 14 de febrero realizaría un homenaje a la memoria del joven.- Con información de La Opinión y NBC.

Síguenos en Google Noticias

Bad Bunny cuenta su triste historia de San Valentín, un día antes del 14 de febrero

Fotografía del 14 de marzo de 2018, cuando se construía el nuevo aeropuerto en el municipio de Texcoco, Estado de México (EFE)

Hallan anomalías por mil millones de dólares en aeropuerto de Texcoco