in

Se prevé repunte de casos de Covid en el continente

Trabajadores del cementerio llevan los restos de una persona víctima de Covid-19 en un ataúd de cartón para enterrarlos en el Cementerio Nacional de Guayaquil

Arranca semana decisiva

REDACCIÓN INTERNACIONAL (EFE).— América comenzó ayer una semana decisiva en la lucha contra el coronavirus ante la previsión de un repunte de casos en el continente, donde se cree que Estados Unidos está a punto de llegar al pico de contagios, mientras crece la presión de algunos sectores para que se relajen las restricciones y las cuarentenas que tienen paralizados el empleo y la economía.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió ayer que el número global de muertes por Covid-19 supera los 67,600 y los casos ascienden a 1.2 millones, con un freno de contagios en Europa que todavía no se ha alcanzado en América.

Por regiones, Europa concentra aún más de la mitad de los casos (655,000), seguida de América (más de 413,000) y Asia-Pacífico (112,000), pero, según la OMS, solo en el caso americano hay una curva ascendente de contagios.

Dentro de América, los países más afectados después de Estados Unidos siguen siendo Canadá (16,500 casos y 339 muertes); Brasil (más de 12,000 casos y 553 muertes); Chile (4,815 contagios y 37 decesos); y Ecuador (3,747 infectados y 191 fallecidos).

Tras ellos se ubican Perú, con 2,561 casos y 92 muertes; México (2,143 y 94, respectivamente); Panamá (1,988 y 54, respectivamente); República Dominicana (1,828 infectados y 86 decesos); Colombia (1,579 y 46) y Argentina (1,554 y 48) .

Todas las noticias sobre el coronavirus en este enlace

Los nuevos datos se conocen después de que este domingo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegurara que “esta será probablemente la semana más dura y habrá mucha muerte”.

La situación ha escalado especialmente en la ciudad de Nueva York, epicentro del coronavirus en Estado Unidos y que está evaluando usar un parque como cementerio temporal ante la crisis en las morgues y el continuo aumento de fallecidos.

Pese a las desalentadoras previsiones, las cifras de contagios y de fallecimientos en el estado de Nueva York dieron este lunes señales de estabilización por segundo día consecutivo, lo que a juicio de las autoridades indicaría que la enfermedad puede haber alcanzado ya su punto máximo.

Entre el domingo y el lunes, 599 personas murieron en el estado de Nueva York por el coronavirus, prácticamente el mismo número que el día anterior, cuando habían perecido 594, además se redujo el ritmo de nuevas hospitalizaciones, ingresos en cuidados intensivos e intubaciones.

Esa noticia alentó a los mercados, que consideran que tras alcanzar el pico de nuevos casos puede haber un relajamiento en las medidas de contención, permitiendo revivir a la economía.

El resto de los países del continente siguen cuesta arriba en contagios y se cree que el pico se alcanzará en uno o dos meses.

En el caso de Haití, ayer se confirmó la transmisión comunitaria del virus, mientras que en Ecuador los contagios llegaron a 3,747, un centenar más que el día anterior y que coincide con el cierre de la tercera semana de aislamiento de la población a escala nacional.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha advertido que la pandemia en América se ha intensificado “y tiende a empeorar”, por lo que en varios países no se descarta extender las medidas restrictivas que están a punto de vencerse o, incluso, endurecerlas para evitar un colapso en los sistemas de salud, pese a la preocupación por el impacto económico.

De hecho, el estado de Sao Paulo, que ha registrado 304 de los 553 fallecimientos confirmados por coronavirus en Brasil, decidió ayer prorrogar hasta el próximo 22 de abril la cuarentena decretada hace dos semanas en esa región y que ha paralizado casi por completo al corazón industrial del país, donde se espera el pico de la pandemia para dentro de 30 ó 45 días.

Esa extensión tiene lugar pese a que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro se opone a esas medidas restrictivas, convencido de que “el pueblo precisa trabajar” y de que la parálisis económica en que se ha sumido el país tendrá efectos peores que la pandemia.

En el caso de República Dominicana, donde cerca del 28 % de los empleados formales han sido suspendidos temporalmente desde mediados de marzo, el gobierno decretó la extensión del toque de queda hasta el 18 de abril.

Perú también está evaluando imponer un confinamiento total a la población los próximos días jueves y viernes, que son festivos por Semana Santa, mientras sigue cuesta arriba en la curva de contagios.

“Esta semana o quizás dos son difíciles porque los casos van a incrementarse aún más”, dijo el presidente Martín Vizcarra al insistir en que la población debe hacer un esfuerzo más por permanecer en sus casas.

 El uso de mascarillas

La OMS recomienda el uso de cubrebocas en lugares sin acceso a lavado de manos.

Alternativa

Si bien la Organización Mundial de la Salud recomendó el uso de cubrebocas solo en enfermos y en cuidadores ante la pandemia, señaló que pueden ser utilizadas en comunidades sin acceso a medidas básicas de prevención.

Una preocupación

“Estamos preocupados de que el uso de mascarillas médicas en la población general pueda exacerbar la falta de material para la gente que más lo necesita”.

Se revaluó

“(Sin embargo) la OMS ha revaluado el uso más amplio de mascarillas para la población, y consideramos que podrían ser utilizadas en comunidades donde sea difícil tomar otras medidas como el lavado de manos o mantener distancia de seguridad”, expresó Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Síguenos en Google Noticias

Sistema de salud

Cartón de Tony: Todos en el flechero