in ,

“Seguía con mi novia solo porque tenía miedo de que me matara”

Fotos: entrevista con la BBC

El caso de la primera mujer condenada en Reino Unido por violencia doméstica

REINO UNIDO.- Iex Skeel es un joven británico de 22 años que llegó a perder más de 30 kilos luego de que su pareja le prohibiera comer. Nunca pidió ayuda debido al estigma de que los hombres no pueden ser víctimas de abuso doméstico

Durante años, su pareja y madre de sus hijos lo maltrató física y psicológicamente, así narró su historia a Sophie Haydock, de BBC Three. A través de su relato busca crear conciencia y evitar que los hombres sufran de abuso.

“Nunca olvidaré el momento en que mi novia, Jordan, vertió agua hirviendo sobre mí por primera vez. Me había arrinconado en la esquina de una habitación de la casa que compartíamos en Bedfordshire (Inglaterra), sosteniendo el hervidor lleno de agua ardiendo.

Llevábamos tres años juntos y todo había comenzado con cosas pequeñas como que no usara el color gris o que no le gustaba mi peinado, pero para aquel entonces ya eran nueve los meses que venía sufriendo abuso físico continuado. Le tenía mucho miedo.

Todavía puedo ver esa primera gota de agua cayendo sobre mi piel. Todo sucedió a cámara lenta. Me escoció la piel. El dolor no se parecía a nada que hubiera experimentado antes. Le supliqué que me dejara meterme en un baño lleno de agua fría, era lo único en lo que podía pensar que detuviera la quemazón.Me dejó meterme en la bañera y el alivio fue instantáneo (…)

Todo eran juegos mentales con ella.

Una relación como “cualquiera”

Jordan Worth y Iex Skeelse conocieron en 2012 a los 16 años. Ella tenía el sueño de ser maestra y había conseguido ingresar en la Universidad de Hertfordshire para estudiar arte.

Al principio todo en su relación era bueno, la pasaban bien juntos y disfrutaban el tiempo en pareja. Sin embargo, los meses pasaron y empezaron las primeras alertas

La primera ocurrió cuando los padres de Iex  les pagaron un viaje a Londres. Y, de la nada, Jordan desapareció. Todos trataron de buscarla y cuando la encontraron estaba en el área de recepción del hotel, riendo a carcajadas

“En retrospectiva, creo que era su manera de asustarme y hacer que me preocupara por ella, para poder controlarme”, narró el joven.

Le impedía comer

“Me aisló y me impedía comer”

Iex explicó que con el tiempo, su pareja lo aisló de sus amigos y familiares, usurpó su cuenta de Facebook y empezó a impedirle comer.

“Intenté luchar contra su comportamiento, pero ella encontraba la manera de tergiversar las cosas y culparme a mí. Sabía que no tenía la culpa de nada, pero al final acaba convenciéndome y terminaba pensando: “¿qué estoy haciendo mal?”.Tuvimos dos hijos juntos. Esperaba que eso cambiara las cosas.

Abuso físico

El abuso mental se volvió después físico.

La mujer esperaba que su novio se durmiera y después lo golpeaba con una botella en la cabeza y le decía: “¿en qué estás pensando?”.

Después de la botella, llegó el martillo. Llegaron también los cuchillos y el agua hirviendo.

“Llegué a tener quemaduras de tercer grado. Cada vez que me acostumbraba al dolor, ella subía de nivel”.

No podía denunciar

Si sus lesiones lo llevaban al hospital, el hombre decía que se había tropezado, o que se había quemado con agua muy caliente.

“Sentía cómo mi cuerpo se apagaba. Llegué a perder más de 30 kilos.Tiempo después los médicos me dijeron que estuve a 10 días de la muerte, dada la restricción alimenticia a la que había estado sometido”.

La verdad sale a la luz

La pesadilla terminó en 2018,  un oficial llegó a la casa para hacer un seguimiento de una visita previa. Ahí salió toda la verdad.

Las lesiones y el historial de Iex se convirtieron en pruebas sólidas del maltrato y lo ayudaron a que la demanda proceda.

“Jordan nunca se arrepintió de lo que me había hecho. Ni siquiera cuando la policía vino a interrogarla. Creo que le preocupaba más que la agarraran que el daño que me había hecho”.

La mujer se declaró culpable en el juicio, así podría obtener una sentencia más leve.

Finalmente, Jordan fue sentenciada a siete años y medio de prisión en abril de 2018. Admitió haber tenido un comportamiento controlador o coercitivo en una relación íntima, hiriendo con intención y causando graves daños corporales.

Jordan fue la primera mujer en el Reino Unido en ir a prisión por un comportamiento coercitivo y controlador.

Ahora, Iex concedió diversas entrevistas y difunde su caso para superar los estigmas en contra de la violencia doméstica hacia los hombres.

“Hay muchos estigmas que impiden que los hombres se expresen y, a menudo, la policía no toma en serio la violencia contra los hombres. Las campañas de abuso doméstico suelen excluir a los hombres. Eso está mal ¿Qué tiene que ver el género con el abuso?”, dijo en entrevista con la BBC

“A veces pienso que la razón principal por la que estoy vivo es para crear conciencia”, concluyó.

.- Con información de BBC y La Nación

Armando Hernández será el nuevo conductor de “100 latinos dijeron”

Netflix cancela las series “The Punisher” y “Jessica Jones”