in ,

Símbolo de insurrección: disfrazado de bisonte ''preside'' el Senado de EE.UU.

Jake Angeli, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración Qanon, destacó entre los seguidores de Donald Trump que irrumpieron ayer en el Capitolio (Foto de elmundo.es)
Seguidores de Donald Trump que irrumpieron ayer en el Capitolio, entre ellos Jake Angeli, disfrazado de bisonte, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración Qanon (Foto de AP)
Jake Angeli, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración Qanon, disfrazado de bisonte encara a policías en el Capitolio, durante las protestas de seguidores de Donald Trump (Foto de AP)
Jake Angeli, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración Qanon, disfrazado de bisonte encara a policías en el Capitolio, durante las protestas de seguidores de Donald Trump (Foto de AP)
Jake Angeli, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración Qanon, disfrazado de bisonte encara a policías en el Capitolio, durante las protestas de seguidores de Donald Trump (Foto de AP)
Esta escena se convirtió en símbolo de la violenta insurrección en el Capitolio ayer: Un hombre disfrazado de bisonte "presidió" momentáneamente el Senado (Foto de @Loulogio_Pi)

Sólo fueron algunos segundos, pero la escena se convirtió en símbolo de la violenta insurrección en el Capitolio por simpatizantes del presidente Donald Trump: Un hombre disfrazado de bisonte, con un gorro con cuernos y sin camiseta, presidió momentáneamente el Senado, puño en alto, en medio del caos.

El protagonista es Jake Angeli, un miembro del movimiento de teorías de la conspiración Qanon que se hace llamar "Yellowstone Wolf" en su canal de YouTube.

Defiende que existe una supuesta red de pornografía infantil y tráfico sexual de menores dirigida por los demócratas, entre otras ideas.

Te puede interesar: Seguidores de Trump atacan el corazón de la democracia de EE.UU.

Su presencia en el Capitolio se hizo viral en redes sociales y llamó la atención de miles de personas, que se preguntaron de dónde salió este personaje, que fue entrevistado por EFE en noviembre.

La imagen tomó tanta fuerza que varios medios nacionales e internacionales se refirieron a Angeli como uno de los líderes de la ocupación del Congreso estadounidense.

Sus inicios, en Arizona

Natural de Phoenix, Arizona, Angeli se describió a sí mismo en la entrevista como un "elegido" enviado por Qanon, un grupo formado en foros de internet y que es etiquetado por el FBI como potencial amenaza de terrorismo doméstico.

Lejos de hablar de violencia y con amplia sonrisa, "Yellowstone Wolf", de 27 años, explicó que su deber es informar a la comunidad de los diferentes escándalos que supuestamente esconde el partido Demócrata.

Entre ellos mencionó trata de personas, injerencia en el gobierno estadounidense y fraude electoral en contra de Trump.

Se compara con Cristo y Gandhi

Aunque se le vio en concentraciones a favor del presidente, los días de protesta frente al centro de conteo de votos en Maricopa fueron su primera gran aparición pública, en la que captó la atención de grandes medios del país.

En ese contexto, argumentó que su intención era defender los votos de Trump en Arizona mediante la desobediencia civil, como hicieron otros grandes líderes históricos.

"Estamos haciendo frente a la narrativa global de que Biden ganó mediante desobediencia civil, como Gandhi, Jesús o Martin Luther King hicieron", dijo, con la cara pintada de la bandera de Estados Unidos.

Retórica que funciona

Su mensaje en directo caló entre los seguidores de Trump presentes en esas protestas en Arizona, en parte por su alta capacidad de retórica y una voz áspera, pero singular.

Así, se convirtió en uno de los oradores principales de cada acto en Phoenix durante esa semana, ya sea delante de ese centro de votación, el Ayuntamiento o el Capitolio estatal.

Esas repetidas actuaciones le llevaron a ser uno de los protagonistas de la "defensa de los votos" de Trump, al nivel del presentador de radio ultraconservador Alex Jones.

De Capitolio en Capitolio

En menos de dos meses Angeli pasó de los jardines del Capitolio de Arizona a la conocida explanada del Capitolio de Washinton D.C., en la que también dio varios discursos antes de la insurrección, según varios perfiles de redes sociales.

Tras entrar en el edificio federal y alcanzar el Senado con sus compañeros, "Yellowstone Wolf" presidió momentáneamente la Cámara Alta, protagonizando una imagen que pasará a la historia.

Elba Esther Gordillo, expresidenta del SNTE (Archivo)

Elba Esther gana juicio al SAT: evitará pago de 9.4 mdp en impuestos

abueklito cerillo

Adulto mayor pierde trabajo de "cerillito" y sufre robo