in ,

Suben otra vez en EE.UU. muertes y casos por Covid

Un estudiante recibe una vacuna contra el Covid-19 en la ciudad de East Hartford

Las muertes y casos de Covid-19 en Estados Unidos volvieron a niveles no vistos desde el invierno pasado, borrando meses de progreso y potencialmente reforzando el argumento del presidente Joe Biden sobre sus nuevos y radicales requisitos de vacunación.

Los casos, impulsados por la variante Delta, combinada con la resistencia de algunos estadounidenses a recibir la vacuna, se concentran principalmente en el sur.

Mientras que los puntos conflictivos que alguna vez fueron como Florida y Louisiana están mejorando, las tasas de infección se están disparando en Kentucky, Georgia y Tenesí, impulsadas por los niños que ahora regresan a la escuela, las restricciones de mascarillas sueltas y los bajos niveles de vacunación.

La terrible situación en algunos hospitales comienza a sonar como el pico de infección de enero: cirugías canceladas en hospitales del estado de Washington y Utah; grave escasez de personal en Kentucky y Alabama; falta de camas en Tenesí; unidades de cuidados intensivos al máximo o por encima de su capacidad en Texas.

El panorama en deterioro a nueve meses de la campaña de vacunación del país ya enfureció y frustró a los profesionales médicos que ven la angustia como prevenible. La gran mayoría de los fallecidos y los hospitalizados no fueron vacunados, lo que resulta ser una dura lección para algunas familias.

“El problema ahora es que hemos estado tratando de educar basándonos en la ciencia, pero creo que la mayor parte de la educación que está ocurriendo ahora se basa en la tragedia, la tragedia personal”, dijo el doctor Ryan Stanton, médico de la sala de emergencias en Lexington, Kentucky.

En Kentucky, el 70% de los hospitales del estado, 66 de 96, informa una escasez crítica de personal, el nivel más alto hasta ahora durante la pandemia, dijo el gobernador.

“Nuestros hospitales están al borde del colapso en muchas comunidades”, dijo el doctor Steven Stack, comisionado de salud pública de Kentucky.

Promedios

Estados Unidos tiene un promedio de más de 1,800 muertes por Covid-19 y 170,000 nuevos casos por día, los niveles más altos, respectivamente, desde principios de marzo y finales de enero. Y ambas cifras han ido en aumento durante las últimas dos semanas.

El país todavía se encuentra muy por debajo de los picos aterradores alcanzados en enero, cuando promediaba unas 3,400 muertes y un cuarto de millón de casos por día.

Estados Unidos distribuye alrededor de 900,000 vacunas por día, por debajo de un máximo de 3.4 millones por día a mediados de abril.

El viernes, un panel asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos se reunirá para discutir si Estados Unidos debe empezar a aplicar inyecciones de refuerzo de la vacuna Pfizer.

Hospitales /Nota positiva

Una nota positiva es que parece que se estabilizan las cifras de hospitalización.

Como en febrero

La cifra de personas que ahora están en el hospital con Covid-19 parece estabilizarse o incluso disminuir en unos 90,000, o cerca de donde estaban las cosas en febrero.

Vacunación obligatoria

La semana pasada, el presidente Joe Biden ordenó a todos los empleadores con más de 100 trabajadores exigir vacunas o pruebas semanales, una medida que afecta a unos 80 millones de estadounidenses. Y los 17 millones de trabajadores de los centros de salud que reciben Medicare o Medicaid federal también tendrán que estar completamente vacunados.

Leones de Yucatán: cambio de última hora en el line up

Joven se quita la vida tras discutir con sus papás en Kiní, Motul