in ,

Traducirá con toque familiar

La hermana Ana Rosa Sivori

El Pontífice tiene en Tailandia una prima religiosa

BANGKOK (EFE).— El papa Francisco comienza el próximo miércoles una visita oficial a Tailandia, donde contará con una traductora muy familiar: su prima Ana Rosa Sivori, quien llegó al país asiático como misionera hace más de medio siglo.

“El Papa sugirió a los organizadores que yo fuera su traductora durante su viaje a Tailandia. Para mí fue una grata sorpresa y es un orgullo”, afirma la monja, de 77 años, frente a la capilla de la congregación de las Hermanas Salesianas en Bangkok.

La religiosa, que aprendió la lengua local “como vía de llegar hasta la población más desfavorecida”, será la encargada de adaptar los sermones de las misas que ofrecerá el papa Francisco, a quien se refiere con tono cariñoso como Jorge, su nombre de pila.

“De joven, Jorge era un chico muy estudioso y amante del fútbol. Nuestra familia está muy unida y en Argentina siempre coincidíamos en las reuniones familiares”, comenta la monja, quien comparte bisabuelo con el Pontífice.

La hermana asegura que el catolicismo tiene buena salud en este país asiático a pesar de la pequeña comunidad de devotos, menos de 400,000 católicos, el 0.58% de los 60 millones de habitantes de Tailandia.

“La clave es el respeto y el derecho a la libertad religiosa”, apunta con voz calmada y perenne sonrisa la hermana Sivori.

Peregrinaje

El papa Francisco estará 3 días en Tailandia en un visita vista de “peregrinaje por la paz” .

Reuniones

El máximo representante en la Tierra de la Iglesia católica mantendrá audiencias con el rey de Tailandia, el primer ministro y el patriarca de la Sangha budista para promocionar el diálogo interreligioso, antes de partir a Japón para continuar su gira.

“Palomazo” de los secretarios de Turismo Torruco y Fridman

Sudan y lo dan todo