in ,

Trump se atribuye "la gran recuperación de Estados Unidos"

La presidenta de la Cámara de Representantes

Trump dice que el muro tendrá más de 800 kilómetros

WASHINGTON (EFE y AP).— El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró ayer en su tercer discurso anual del Estado de la Unión que para principios del próximo año el muro fronterizo con México tendrá más de 800 kilómetros construidos.

“Ya hemos completado más de 165 kilómetros y habrá más de 800 kilómetros a principios del próximo año”, sentenció el mandatario sobre su proyecto bandera para combatir la entrada de inmigrantes indocumentados por la frontera sur de su país.

Trump también sacó pecho de la reducción del flujo de inmigrantes desde México, que aseguró que ha disminuido 75 % desde mayo pasado, como resultado de “los esfuerzos sin precedentes” de su administración.

“A medida que el muro sube, las incautaciones de drogas aumentan y los pasos fronterizos disminuyen”, destacó el mandatario.

El diario “The Washington Post” reveló el pasado 13 de enero que Trump planea desviar otros 7,200 millones de dólares del presupuesto del Pentágono para la construcción del muro con México.

Esos nuevos fondos permitirán al Ejecutivo construir 1,400 kilómetros de muro para la frontera entre México y Estados Unidos, que mide unos 3,170 kilómetros, indicó el rotativo capitalino.

“Si vienen ilegalmente, serán expulsados rápidamente. Entramos en acuerdos históricos de cooperación con los gobiernos de México, Honduras, El Salvador y Guatemala. Como resultado de nuestros esfuerzos sin precedentes, los cruces ilegales cayeron un 75 % desde mayo, con una caída de ocho meses seguidos”, subrayó.

Trump ha calificado de “crisis humanitaria” la situación en la frontera con México, donde solo en mayo del año pasado fueron detenidos 132,859 inmigrantes, una cifra no vista desde marzo de 2006.

Desde entonces, el gobierno Trump puso en marcha una serie de medidas, entre ellas la expansión a todo el linde de su programa “Permanezcan en México”, que establece que los solicitantes de asilo esperen en el vecino del sur mientras se desarrolla el proceso en Estados Unidos, lo que puede demorar semanas o meses.

Washington ha alcanzado igualmente acuerdos de cooperación sobre asilo con Guatemala, El Salvador y Honduras, con los que busca restringir el flujo de inmigrantes indocumentados hacia su territorio.

Tras los acuerdos con estos países, que integran el Triángulo Norte de Centroamérica, la Administración de Trump reanudó la asistencia a esa región, de donde procede la mayoría de los inmigrantes que aspiran llegar a territorio estadounidense.

Avanzando

Trump también afirmó que Estados Unidos “está más fuerte que nunca”.

“Los enemigos de Estados Unidos están huyendo, los haberes de Estados Unidos van al alza y el futuro de Estados Unidos resplandece”, declaró Trump. “En apenas tres cortos años, hemos destruido la mentalidad de un declive estadounidense y hemos rechazado una merma al destino de Estados Unidos. Estamos avanzando a un ritmo que era inimaginable hace poco tiempo, ¡y no vamos a regresar nunca!”, presumió.

Los miembros republicanos del Congreso aplaudieron casi cada oración del discurso de Trump, a menudo poniéndose de pie para elogiarlo.

La única incertidumbre era si iba a mencionar los cargos de juicio político en su contra.

En el discurso transmitido a nivel nacional, el presidente habló en la Cámara de Representantes. En el lado opuesto del Capitolio se tiene previsto que el Senado lo absuelva hoy.

Durante la primera parte de su discurso, Trump destacó la fortaleza de la economía, incluida la baja tasa de desempleo y cuestiones sobre cómo ha ayudado a los trabajadores de clase obrera y media.

De igual manera, Trump tendió su mano a Irán y dijo que la relación entre los dos países tan solo depende de Teherán.

“Por nuestras poderosas sanciones, a la economía iraní le está yendo muy mal. Podemos ayudarles a que les vaya muy bien en un periodo corto de tiempo, pero quizás son demasiado orgullosos o demasiado tontos para pedir ayuda. Aquí estamos. Veamos que camino eligen. Solo depende de ellos”, dijo el mandatario.

De un vistazo

Rompe el discurso

La líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, rompió los documentos que contenían el discurso del Estado de la Unión del presidente Donald Trump en el Congreso.

“Con la mano estirada”

Al inicio del evento gubernamental, Trump dejó a Nancy Pelosi con la mano estirada luego de haberle entregado el folder con los documentos de su discurso.

Tensión

Mientras legisladores, jueces y miembros del gabinete aguardaban la llegada del mandatario de Estados Unidos, Mike Pence, vicepresidente del país del norte, y Nancy Pelosi no intercambiaron diálogo alguno.

Síguenos en Google Noticias

Foro se consolida

Pese a las voces en contra, lanzan licitación para reemplacamiento