in

Trump, solo en la Casa Blanca

Un oficial del Servicio Secreto de Estados Unidos ocupa un puesto en la avenida Pennsylvania afuera de la Casa Blanca

Critica que estén “de vacaciones” los demócratas

WASHINGTON (EFE).— El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió ayer que el cierre de la administración federal podría prolongarse por “un largo tiempo”, a la vez que insistió en que la oposición demócrata debe aceptar el muro fronterizo para hacerle frente a lo que considera “una crisis humanitaria”.

“Tenemos una enorme crisis humanitaria en nuestra frontera sur. Estaremos cerrados por un largo tiempo a menos que los demócratas regresen de sus ‘vacaciones’ y vuelvan al trabajo”, afirmó en su cuenta de Twitter.

Las palabras de Trump se producen cuando se cumplen ya 22 días de cierre parcial de la administración, en la suspensión federal más larga de Estados Unidos.

“Estoy en la Casa Blanca listo para firmar una ley”, remarcó Trump.

El viernes, el mandatario rebajó el tono y retrasó una posible declaración de emergencia nacional para reasignar fondos militares hacia la construcción del muro fronterizo con México, una idea que había tomado fuerza en las últimas fechas y que pondría fin al bloqueo presupuestario. Trump reiteró en los últimos días que “probablemente” va a declarar esta emergencia nacional para cumplir con una de sus promesas electorales estrella, el muro, debido a la “crisis fronteriza”.

Desde el pasado 22 de diciembre, Trump ha insistido en incluir fondos para la construcción de la barrera fronteriza en los presupuestos federales, propuesta que ha chocado frontalmente con la nueva mayoría demócrata en la Cámara Baja.

La mayoría de legisladores de ambos partidos se ha marchado a sus hogares, lejos de Washington, a pasar el fin de semana con sus familias.

 

Una reforma “innecesaria”

Lecuona