in ,

Un acto casi imposible que “el Chapo” pague por muro fronterizo

chapo, muro
Foto: internet

NUEVA YORK (AP) — Después de que declararon culpable a “el Chapo” de narcotráfico, algunos estadounidenses comenzaron a plantear lo que creen es justicia poética: ¿Por qué no tomar los miles de millones de ganancias mal habidas del narcotraficante y con ello pagar el muro fronterizo?A Trump no le desagradó la idea.

Sin embargo, este plan podría convertirse en un enorme desafío, sobre todo si consideramos que las autoridades federales no tienen una cifra exacta de cuánto le queda al narcotraficante en ganancias.

Buscan incautar su fortuna

Por ahora, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dice que buscará incautar la fortuna que la acusación de Guzmán valuó en 14,000 millones de dólares. Las autoridades no especifican cómo llegaron a esa cifra, pero los expertos dicen que probablemente se basaron en evidencia del valor de las ganancias de los enormes envíos de drogas y cualquier bien utilizado para traficar drogas.

“Es obvio que no tiene 14,000 millones de dólares”, dijo Levin. “Y gran parte de lo que tenga podría no ser recuperable”.

Una propuesta republicana

La realidad no impidió que los conservadores quieran inmiscuir la política al caso de Guzmán. Entre las propuestas sobresalió la del senador republicano Ted Cruz, quien prometió reintroducir una ley para que el dinero confiscado de los cárteles mexicanos sea destinado al muro fronterizo.

Cruz dijo en una entrevista con Fox News que se le ocurrió la propuesta de ley hace más de un año, cuando el Congreso debatía el costo del muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump, entonces estimado en aproximadamente 14,000 millones de dólares.

“Hay una simetría natural y elegante que se presentó sola”, dijo Cruz. “Esos miles de millones que El Chapo tiene se hicieron por traficar ilegalmente en la frontera con Estados Unidos, pasando narcóticos a través de la frontera, así que es justo que esas ganancias mal habidas se destinen a solucionar el problema de detener al siguiente narcotraficante”.

Es casi imposible

En casos nacionales de delitos de cuello blanco, suele haber un rastro de papel que apunta a bienes confiscables ocultos en cuentas bancarias y empresas fantasma. Pero el juicio de Guzmán estuvo plagado de evidencia.

Aun así, del juicio salieron algunos detalles atractivos de la opulencia. Los jurados escucharon a un testigo colaborador, Miguel Ángel Martínez, describir cómo durante el “auge de la cocaína” de la década de 1990 Guzmán tenía casas “en todas las playas y ranchos en todos los estados”.

Sin embargo, la defensa afirmó que la declaración del gobierno de un flujo de efectivo que alimentaba el consumo ostentoso de Guzmán era muy exagerada.

En su alegato final, su abogado Jeffrey Lichtman citó el testimonio de otro colaborador que dijo que cuando Guzmán estaba prófugo hace unos 10 años, cuando era uno de los hombres más buscados en México, debía 20 millones de dólares y a duras penas podía pagar a los subordinados que lo protegían en uno de sus escondites en las montañas.

“El tipo no tenía dinero”, dijo Lichtman al jurado.

El decomiso final deberá fijarlo el juez federal Brian Cogan.

Todas las categorías se transmitirán durante los Premios Óscar 

Recorre Yucatán falsa representante del Vaticano