in ,

Una demanda laboral termina en cargos por fraude contra política argentina

Lo que inició como una demanda por incumplimiento laboral, terminó con una imputación de cargos por defraudación contra la Administración Pública (Argentina) en grado de tentativa contra Victoria Donda, titular del  Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI).

En diciembre pasado, la empleada doméstica denunció a la exdiputada argentina por el incumplimiento de pagos y por no haberla registrado como trabajadora, a pesar de tener un contrato de 10 años.

Victoria Donda registró –parcialmente- a su empleada apenas en 2016, lo que significó que antes la había mantenido trabajando en negro, es decir, de modo ilegal.

Victoria Donda le ofreció un puesto a su empleada en el INADI

Cuando se presentó la denuncia laboral, a través del abogado Fernando Zarabozo, en representación de la empleada identificada como Arminda Banda Oxa, una mujer boliviana; la titular del INADI le ofreció a ésta un puesto en la dependencia.

“De modo informal, Arminda inició una charla con Victoria por dos motivos. Primero, por las deficiencias registrales, y segundo, por incumplimiento, porque durante la pandemia Victoria no se hizo cargo de los salarios de los que debería haberse hecho cargo con motivo de las normas que dictó el propio Gobierno durante la pandemia”, explicó el abogado a una radiodifusora local, citada por Infobae.

“Victoria le contestó con ofrecimientos de planes o contrataciones en el INADI a cambio de su renuncia. No hacerse cargo de sus obligaciones como empleadora, sino trasladarle ese costo al Estado nacional a través de alguna de estas figuras que le ofrecieron”.

En respuesta, la hoy imputada colocó un comunicado en redes sociales donde admitió que hizo el ofrecimiento del trabajo a su ahora exempleada, sin embargo, negó que existiera una deuda con ella, pues sostiene que los pagos por su trabajo se cumplieron en tiempo y forma.

Audios revelan corrupción de Victoria Donda

No obstante, en los audios (transcritos también por Infobae) evidencian la malversación de fondos públicos por parte de Victoria Donda, quien también le habría ofrecido un apoyo federal a la empleada:

“Necesito que vos me digas eso (…) renunciás porque hay que darte de baja para poder anotarte en un plan y después se puede pagar para que saques la jubilación, pero yo también necesito resolver eso (…) Los planes están cobrando más o menos $10,000 (2,317 pesos mexicanos) y la contraprestación puede ser cerca de tu casa”, habría dicho la exdiputada.

Por lo pronto, la Justicia Federal continuará las investigaciones para determinar la responsabilidad de Victoria Donda en los cargos ya imputados.

En un domicilio de Kinchil se registró el noveno suicidio del año en el Estado

Sigue la racha de suicidios en Yucatán: se ahorca vecino de Kinchil

Imagen de archivo de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex (El Universal)

La FGR procederá contra exfuncionarios acusados por Lozoya