in ,

La única jirafa blanca y su cría, asesinadas en Kenia por cazadores

Asesinaron a la única jirafa blanca en Kenia.
Asesinaron a la única jirafa blanca en Kenia.

KENIA.- Dos de las jirafas más raras en el planeta ya no están, las asesinaron en un santuario de vida silvestre de Kenia. Este martes, los guardabosques de Ishaqbini Hirola Conservancy las encontraron en estado esquelético y dieron la terrible noticia.

Lee: Hallan "Sacbé" de hace 1300 años en Yucatán y revelan sus "secretos"

Cazadores furtivos asesinaron a madre y cría

Los responsables de este crimen fueron los cazadores furtivos y el Servicio de Vida Silvestre de Kenia informó que las jirafas no habían sido avistadas en mucho tiempo, pues estiman que, por las  condiciones en las que encontraron sus restos, tenían al menos 4 meses de haber fallecido.

“Este es un día muy triste para la comunidad de Ijara y Kenia en su conjunto. Somos la única comunidad en el mundo que custodia las jirafas blancas”, expresó a CNN Mohammed Ahmednoor.

Una jirafa blanca en el mundo

Ahora solo queda una jirafa blanca, un macho. En 2017, el hallazgo de la hembra junto a su cría se convirtió en toda una noticia y la familia vivió en el santuario, donde recibían la visita de turistas de todas partes del mundo.

Te puede interesar: Segundo paciente con VIH se cura completamente con células madre

¿Por qué estas jirafas son blancas?

Los animales son blancos porque tienen una condición conocida como leucismo, no pueden producir pigmentación, dando como resultado la coloración irregular en la piel.

El leucismo se diferencia del albinismo porque las especies siguen produciendo un pigmento oscuro en su tejido blando y tienen los ojos oscuros.

Podría haber otra jirafa

El Servicio de Vida Silvestre de Kenia expresó que estas eran las únicas tres jirafas blancas en el mundo, pero en 2016 captaron otro ejemplar en Tanzania, aunque no se sabe qué pasó con él.

.- Con información de CNN

Síguenos en Google Noticias

El Festival Coachella podría posponerse hasta octubre, por coronavirus