in ,

Víctimas inocentes: niños en medio de la guerra entre Israel y Palestina

Una familia palestina afuera de su casa

GAZA (AP ACI PRENSA).— Omar, un bebé de cinco meses, fue rescatado de los escombros tras un bombardeo de las fuerzas armadas de Israel en un campo de refugiados en la Franja de Gaza. Casi toda la familia del menor murió en el ataque.

Mohammed Abu Hatab, el padre del bebé que estaba afuera del edificio, dijo a “The Times of Times” que la familia acudió a celebrar la fiesta de Aíd el Fitr con algunos de sus familiares cuando fueron atacados.

El ataque alcanzó la casa de la familia y el edificio de tres pisos en el que se encontraban se desplomó tras los impactos.

Según fuentes médicas palestinas citadas por AFP, murieron la madre y cuatro niños de 5 a 15 años. Fallecieron también cuatro de sus primos, de 8 a 14 años, y su madre.

Ayer mismo, Nadine Abdel-Taif, una niña palestina, se viralizó al dar su testimonio sobre el conflicto con Israel: “¿Ves todo esto? ¿Qué esperas que haga? ¿Arreglarlo? Sólo tengo diez años. Ya no puedo lidiar con esto”, dijo entre lágrimas al cumplirse una semana de bombardeos de Israel a la región de la Franja de Gaza.

El vídeo suma más de 11 millones de reproducciones y la pequeña preguntaba: “¿Por qué nos merecemos esto?, ¿qué hemos hecho para esto? Mi familia dice que simplemente nos odian”, se respondió ella misma ante la mirada de otros niños que pasaban por allí: “¿Ves a todos los niños que me rodean? Son sólo niños ¿Por qué enviarles un misil y matarlos? No es justo”, continuó.

El vídeo fue publicado por Middle East Eye: “Sólo quiero ser médico o cualquier cosa para ayudar a mi gente, pero no puedo. Ni siquiera sé qué hacer. Haría cualquier cosa por mi gente, pero solo tengo 10 años”.

Por otro lado, el Custodio de Tierra Santa, presbítero Francesco Patton, denunció que los cristianos de Tierra Santa son víctimas inocentes de la violencia entre palestinos e israelíes en la Franja de Gaza.

Según explicó, la inmensa mayoría de los cristianos tanto en Palestina como en Israel son árabes y trabajadores extranjeros, y representan una minoría dentro de sus respectivas sociedades.

“Se encuentran en medio de dos sujetos más grandes que luchan entre ellos y terminan aplastados. Basta con decir que una de las primeras víctimas de los cohetes lanzados desde Gaza fue una mujer india, una migrante que trabajaba como cuidadora. Una mujer de fe cristiana que frecuentaba nuestra capellanía para católicos indios”, explicó el custodio de Tierra Santa, en declaraciones realizadas a la agencia SIR, de la Conferencia Episcopal Italiana.

Sobre los lugares santos, dijo que “por el momento, hasta hoy, no hemos sido golpeados y no se han producido ataques contra nosotros. Los santuarios están abiertos con regularidad, sobre todo por la mañana como medida de precaución, al igual que durante la pandemia que en Israel ya está quedando atrás”.

Ayer en la mañana el ejército israelí lanzó fuertes ataques aéreos sobre la Franja de Gaza, en los que dijo haber destruido 15 kilómetros de túneles milicianos y las viviendas de nueve supuestos comandantes de Hamas.

Vecinos de Gaza, a los que despertaron los bombardeos antes del amanecer, los describieron como los más fuertes desde el inicio de la guerra hace una semana, aún más potentes que la oleada de ataques del día anterior en Ciudad de Gaza, que mató a 42 personas y destruyó tres edificios.

Peregrinan para que busquen por mar y aire a pescadores extraviados

Exigen destitución de una funcionaria por la muerte de Brandon Giovanni