¿Qué debes hacer cuando escuchas la sirena de una ambulancia?

[gallery ids="101647,101649,101650,101651,101652"]

Seguramente mientras conduces tu vehículo, en alguna ocasión has escuchado el ruido de las sirenas de una torreta de ambulancia y no sabes, del todo, qué es lo que debes de hacer.

“Lo que se debe de hacer es pegarse a un costado y dejar que pase la ambulancia”, comenta el paramédico Edwin Baeza García, quien junto a Edgar Sosa Ventura, trabajan en la unidad de emergencia Y17 de la Secretaría de Seguridad Pública.

Incluso, el ceder el paso a los vehículos de emergencia está escrito en el Reglamento de la Ley de Tránsito y Vialidad del Estado de Yucatán, en el artículo 287 que menciona, en síntesis, que los conductores deberán disminuir la velocidad y ceder el paso al de emergencia en el carril inmediato lateral. De ser necesario, mantenerse inmóviles.

Ahora bien, hay que saber diferenciar a una ambulancia de emergencia y a una de traslado. “Las de emergencia están equipadas con las luces perimetrales, la torreta y la sirena, son las que acuden a los accidentes de tránsito o a los domicilios, de ser necesarios; por en cambio, las de traslado no cuentan con luces de emergencia ni camilla, realmente están destinadas para llevar a los pacientes a sus consultas”, detalla José Canul, coordinador operativo de la Unidad de Ambulancias de Seguridad Pública.

“Dentro de una ambulancia de emergencias siempre habrá un monitor desfibrilador, medicamentos, succionador para despejar las vías aéreas, soporte de cráneo, tanque de oxígeno, equipo de empaquetamiento completo y camilla”, menciona el paramédico Edgar Sosa Ventura.

De hecho, es tan vital el servicio que ofrecen los paramédicos, que el Reglamento de la Ley de Tránsito y Vialidad del Estado de Yucatán, en su artículo 160, inciso I, letra C, detalla que los servicios de emergencia tienen “vía libre” cuando suene la sirena, por lo que se deben despejar todas las vías, incluso si estos son cruceros con señalamientos.

Algo que debemos tener en cuenta, es que por ningún motivo debemos de ir detrás de una ambulancia cuando ésta se encuentre en una emergencia. Está descrito en el artículo 286, pues podemos ocasionar un accidente de mayores dimensiones.- JOSÉ ALBERTO GUERRERO SILVA