Premio Proser a joven ingeniero de Valladolid

Premio Proser a joven ingeniero de Valladolid
miércoles, 29 de agosto de 2018 · 01:00
Todo por la construcción Aunque desde la primaria ha tenido calificaciones excelentes, Gaspar Alberto Alcocer Gómez no pensó que su racha continuara en la carrera pero así fue, y por su empeño se hizo acreedor al Premio Proser 2018. Originario de Valladolid, Gaspar es además el primer galardonado que en el momento de recibir el premio labora en Constructora Proser, empresa que desde 2003 distingue al mejor promedio de la Facultad de Ingeniería de la Uady. El joven recibirá el premio (un centenario y un cheque de $25,000) hoy al mediodía en la constructora. “Realmente estoy agradecido, agradecido con mi familia, con Dios y con mis compañeros porque uno en la carrera no estudia solo”, afirma el joven. Haber sido elegido también fue una sorpresa para el ingeniero Carlos Ancona Riestra, director de Constructora Proser, y es que, recuerda, una vez que directivos de la Facultad le dieron los datos del galardonado tomó el teléfono para avisarle. “Le pregunté: ¿trabajas? Y me dijo: ‘sí, en Proser’. Fue una sorpresa porque es la primera vez que el ganador labora en Proser, ha habido otros pero se integraron después”, indica el ingeniero Ancona. Para Gaspar también fue una sorpresa ganar. “Cuando empecé la carrera mi papá me dijo que le eche ganas porque hay un premio al mejor promedio. Yo no sabía, y la verdad, uno cuando empieza la carrera no lo tiene como objetivo, mi objetivo era egresar”. Sin embargo, reconoce que las cosas se fueron dando por sí solas. Cuenta que desde niño le han gustado los estudios, y tanto de la primaria, secundaria y preparatoria salió con el mejor promedio. “Desde siempre me han gustado mucho los estudios, sobre todo el ámbito de los números, el hecho de tener una perspectiva lógica matemática básicamente te ayuda en todas las materias (historia, geografía, ciencias naturales, lo que sea) y te abre muchas puertas”. Ya en la prepa, Gaspar tenía claro que estudiaría ingeniería, y parte de esa decisión tuvo que ver con su padre que, de algún modo, le inculcó el gusto por la construcción de puentes y carreteras. “Cuando yo era pequeño, él era topógrafo en la construcción de carreteras y caminos, y aunque lo dejó, me inculcó el gusto. Desde pequeños he tenido acercamiento a ese tipo de construcciones y mis juguetes eran de autopistas o cosas así y a mí siempre me llamó la atención cómo se hacían en la vida real”. Cuestionado acerca del valor que tiene ser el mejor promedio, Gaspar señala que es un parámetro para las habilidades y aptitudes de uno. “Creo que un mejor promedio no te da nada en la vida laboral, pero si lo usas como autocrítica, te puede decir muchas cosas; una calificación es una evaluación de un profesor hacia ti, y el hecho de ser un buen promedio te dice que estás haciendo las cosas bien”.— Iván Canul Ek

Otras Noticias