En conformación la Preparatoria Ibero en Mérida

En conformación la Preparatoria Ibero en Mérida
sábado, 19 de enero de 2019 · 03:00
Vocación social Durante la firma del convenio que formaliza la creación de la Prepa Ibero de Mérida, el rector de la Universidad Iberoamericana de Puebla, doctor en Filosofía Fernando Fernández Font, SJ, aseguró que el modelo educativo ignaciano tiene un importante crecimiento porque atrae a jóvenes cuyas familias no quieren que se pierdan en medio del desorden de la sociedad que actualmente tenemos. “Los papás están buscando para sus hijos una educación que no les permita perder valores, que los ayude a orientarse, que los potencie hacia un mejor futuro”, destacó durante su discurso. La ceremonia de firma del convenio la realizó ayer con el presidente del Consejo Directivo de Loyola Comunidad Educativa, Carlos Briceño Ramírez, para la creación de la Prepa Ibero de Mérida en las instalaciones de la Casa de Retiros “P. Luis Páez Garza, SJ”, en la calle 17 entre 8 y 10 de la colonia Santa Rita Cholul. El rector recordó a la asistencia y directivos la misión de San Ignacio de Loyola, que es formar jóvenes conscientes de su realidad, competentes, capaces y comprometidos, gente compasiva que le duela el dolor de los demás y que sea capaz de responder con solidaridad. Estas son las 4 C de la educación jesuita que si quedan grabados en el corazón de sus estudiantes éstos se convertirán no solo en hombres buenos, sino en ciudadanos verdaderamente comprometidos con el espíritu de este modelo educativo. Luego diferenció a los hombres buenos como los millonarios porque no asesinan, no roban ni secuestran, pero practican un sistema de explotación de la gente más pobre y no se tientan el corazón, no pagan salarios justos y no distribuyen la riqueza, por lo que cada vez se enriquecen más. Y los hombres buenos que quieren formar con la pedagogía ignaciana para que sean más humanos y solidarios con los demás. Sin embargo, dijo que, como pasa en las familias, hay hijos y egresados que serán excelentes ciudadanos y otros que serán sinvergüenzas como los exgobernadores de Veracruz y Chihuahua. Por ello, comprometió a la Universidad Ibero de Puebla a formar a los maestros, organizar la estructura y darle continuidad al proyecto ignaciano que ya es una cadena en Mérida porque cuenta con el nivel de primaria, secundaria y ahora la preparatoria, y quien quiera continuar con este tipo de enseñanza podrá estudiar en Puebla. Asimismo, consideró un momento trascendental la firma del convenio y reconoció que jamás se imaginó que después de 41 años de visitar Mérida y Yucatán, ahora sea parte de un proyecto educativo ambicioso. “Hoy que firmamos este convenio me llena de alegría porque el proyecto educativo de la compañía de Jesús cumple con su frase: ‘quien forme a la juventud estará determinando la sociedad del futuro’, recalcó el rector. “Esa frase se me clavó en el corazón en este proyecto educativo y es necesario porque hoy día tenemos muchos retos en la sociedad que tiene desigualdad social, violencia extrema, bendito sea Dios que aquí hay menos violencia, en Ciudad de México falta la gasolina y en diciembre se cayó el helicóptero donde iba la gobernadora de Puebla y el coordinador de los senadores del PAN”, apuntó. “Estamos en un proceso muy difícil y es allí donde me pregunto: ¿dónde están nuestros egresados?, ¿qué están haciendo por el prójimo?, ¿qué tanto los estamos impactando con el espíritu ignaciano?”. En ese sentido, reconoció que la Prepa Ibero de Mérida es una muestra de que San Ignacio de Loyola sigue tocando el corazón de la gente y los laicos se suman a la misión de la compañía de Jesús para que esta misión cumpla la mayoría de edad. Incluso admitió que cuando escuchó la iniciativa de la Prepa Ibero de Mérida dudó en apoyarla porque con el tiempo algún otro rector podría criticar y romper el convenio, pero su intuición le hizo decir que vale la pena porque Mérida tiene una tradición jesuita sumamente importante y la presencia de la Ibero de Puebla en Mérida corrobora el deseo de seguir formando jóvenes con una continuidad académica formativa con el espíritu de San Ignacio. La directora del plantel Mérida, Ana Laviada Hernández, informó que éste funcionará con seis aulas, tendrá un laboratorio, sala de psicología, cafetería, cancha de básquetbol y oficinas administrativas en un edificio de la Casa de Retiros “P. Luis Páez Garza, SJ”. El plantel abrirá con dos grupos de alumnos de primer año, cada uno con 28, y ya están abiertas las inscripciones y se dan informes a los teléfonos (999) 941-5454 / 55 y en el correo prepaibero@serloyola.edu.mx. Hoy sábado habrá un “Open House” en las instalaciones de Loyola Comunidad Educativa para la inscripción a los exámenes de admisión, programados para el 25 de enero y 2 y 16 de febrero. El proyecto educativo a corto plazo es que la Prepa Ibero Mérida tenga dos grupos en cada grado, por lo que será una preparatoria pequeña.— Joaquín Chan Caamal

Otras Noticias