Un “derecho adquirido”

Las normas sobre la Col. México, de etapas diferentes
martes, 10 de diciembre de 2019 · 03:00
Las normas sobre la Col. México, de etapas diferentes En definitiva, algunas construcciones que hoy se ven en la colonia México no podrían estar allá si se consideran las disposiciones del Programa Municipal de Desarrollo Urbano vigente desde 2017, pero gozan de un derecho adquirido porque fueron aprobadas con normas anteriores, que son totalmente distintas, afirma el director de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Mérida, Federico Sauri Molina. Al ampliar sus comentarios sobre señalamientos de vecinos de esa colonia, por la supuesta discrecionalidad en la aplicación de las normas de desarrollo urbano, el funcionario asegura que durante esta administración —la segunda que encabeza Renán Barrera Concha— no se han otorgado permisos fuera de las disposiciones legales y pide a los ciudadanos que denuncien cualquier irregularidad, para que la autoridad actúe. [gallery ids="538372,538371"] En el caso específico de la colonia México recalca que si bien la declaratoria de Patrimonio Cultural Municipal —que incluye a ese sector de la ciudad— data de 2007, en octubre de 2017 entró en vigor un nuevo Programa de Desarrollo Urbano que sustituyó al aprobado en 2012. “Todo lo que haya sucedido antes de 2017 se calificó con políticas totalmente distintas a las de este programa”, insiste. Como ejemplo de los cambios que introdujo la nueva norma dice que una escuela de lenguas ubicada en el cruzamiento de las calles 23 y 24 “definitivamente” no podría estar allí ahora, pero se instaló hace 20 años y jurídicamente goza de un derecho adquirido, lo mismo que varias oficinas de la zona. Compara esa situación con los trámites para obtener una licencia para conducir automóvil: en el pasado bastaba con estacionarse bien y ahora es más riguroso el proceso, porque incluye otro tipo de pruebas, pero no se puede aplicar retroactivamente la ley a quien posee la licencia desde hace 15 ó 20 años, porque ya cuenta con un derecho adquirido. El entrevistado reitera que en las zonas de Patrimonio Cultural Municipal, como es el caso de la mayor parte de la colonia México, solo se permite la modificación, adecuación o, en caso extremo, la demolición del inmueble si hay un dictamen favorable de la Subdirección de Patrimonio de la Dirección de Desarrollo Urbano.
“No es algo que se dé a priori, no es algo que diga: sí lo puedes tirar”, enfatiza.
Le preguntamos qué pasa cuando alguien demuele una construcción sin permiso, como denuncian también los vecinos, y el director responde que el infractor se enfrenta a una multa que puede ser de hasta 600 mil pesos. Ante el señalamiento de que el propietario responsable de esa acción “brinca” las normas con solo pagar una multa, el arquitecto Sauri indica: “Sí, pero lo que nosotros hacemos es no permitirles que hagan lo que quieran”. A continuación expone: —Las políticas actuales del Plan Municipal de Desarrollo Urbano buscan la densificación y la redensificación de la ciudad. En la colonia México tenemos proyectos multifamiliares en predios que fueron demolidos, que no tenían valor. Lo que hace la Subdirección de Patrimonio es analizar la tipología del edificio que se va a hacer para que no sea agresivo con el entorno. —Hay predios que, como ya comentamos, se pueden modificar o demoler en un 30, un 40 ó un 100%. Cada uno se analiza en lo particular. —Lo que pedimos a los vecinos es que se acerquen a nosotros para hacer las denuncias correspondientes, a fin de que se inicie un procedimiento jurídico. No es suficiente con hacerlo en las redes sociales, no es suficiente con llamar a Ayuntatel. Tienen que presentar una queja por escrito y entonces la Subdirección de Asuntos Jurídicos revisa, evalúa y responde a los vecinos sí procede o no su denuncia. Si es lo primero se detona un procedimiento basado en el reglamento de actos y procedimientos administrativos. —No dudo que haya gente que tome una casa y ponga una oficina sin pedir permiso. Es una realidad. 300 quejas al mes —En la Dirección de Desarrollo Urbano recibimos más de 300 quejas al mes. Muchas proceden, otras no. De pronto viene alguien que dice: “Óyeme, frente a mi casa hay un negocio distinto al de casa-habitación”. Y vamos y verificamos que tiene una licencia que data del año 2000, que ha ido renovando. —Si Desarrollo Urbano te inspecciona y tú consideras, apegado a Derecho, que la Dirección incurrió en exceso de funciones, te puedes amparar contra el acto de la autoridad. Y en este caso la Dirección no solamente tiene que contestar el amparo sino que el dueño del lugar podría “subirse” como tercero perjudicado o interesado. Y la Dirección le tiene que exhibir al juez las razones y los motivos por los cuales inspeccionó el negocio. —En la colonia México, sin particularizar, hay quienes quieren demoler alguna casa completamente y venderla a un valor comercial, sin que lo permitan el Programa de Desarrollo Urbano y las políticas de la zona de Patrimonio Cultural Municipal.— ÁNGEL NOH ESTRADA Posición de Desarrollo Urbano El arquitecto Federico Sauri explica por qué se demolió el inmueble que ocupó el INE. Daño estructural
“Tenía una falla estructural muy gruesa. Esos daños fueron la causa (de su demolición)”.
“Es vía pública” El director señala que en el caso del parque de la colonia, el 80% de la gente que estaciona sus autos en las calles que lo rodean se dirige a las oficinas de una compañía telefónica que está sobre Circuito Colonias. “Es vía pública. Mientras no esté pintado de amarillo (la zona de aceras) por razones de vialidad, la gente se puede estacionar alrededor. ¿Que está bien o mal? Hay que recordar que esas oficinas están allá desde 2005 o 2006. Tienen 13 años en ese lugar”, apunta el funcionario.

Otras Noticias