Afirman que los ''cuartitos'' son para los pobres ''como sacarse la lotería''

domingo, 1 de noviembre de 2020 · 10:21

Antonio Osorio Vázquez, presidente del Centro de Formación Palestinos, cada semana reparte despensas en las zonas de alta marginación del sur profundo de Mérida y ve las casitas armadas con palos, láminas usadas, lonas, plásticos, triplay y todo objeto rígido que sirva como paredes y techos.

No concibe que gente que no conoce las necesidades de vivienda ni la falta de un hogar propio critique los “cuartitos” que construye y entrega el gobierno del Estado con apoyo del Gobierno Federal y ayuntamientos.

Para entender mejor: Mauricio Vila, criticado por los cuartos de ''vivienda social''

“Esa gente que vive en los cuartuchos de las zonas invadidas claro que quisieran un cuartito del tamaño que fuera”, afirmó.

Lamentó las críticas que hicieron personas foráneas y locales sobre la entrega de un cuarto de 15.22 metros cuadrados del Programa Vivienda Social 2020 a la beneficiaria Crescencia Uch, de la comisaría de Xalaú, Chemax, el 23 de octubre pasado, como publicó el Diario.

“Comparado con los cuartuchos, dicho con todo respeto, en el que viven..., caramba, se llueve más adentro que afuera".

Vivienda más resistente

"Por chico que sea el cuarto, la verdad, es bueno para ellos”, señaló el promotor deportivo y de mejora social.

“Hay que entender, y lo reconozco de todo corazón, si el gobierno hiciera cuartos más grandes, a menos gente le tocaría ese apoyo. Yo me conformo y recomiendo los cuartos que están haciendo, si van a ser chicos, que sean resistentes y tengan las mínimas comodidades posibles”.

“Si a esa gente pobre que vive en esos cuartuchos de palos, láminas y plásticos les tocara, es como sacarse la lotería, estoy seguro que desean estas familias aunque sea ese cuartito”, destacó.

“Ya teniendo este cuartito es la base de una vivienda más digna porque lo que hagan después para que crezca ya es ganancia tener una base”.

Inclemencias del tiempo

Afirmó que ha visto "los cuartitos" que hizo el gobierno del Estado y constató que sirven para dormir y comer a las familias.

"Afuera le hicieron su bañito y poco a poco va aumentando la construcción conforme juntan recursos".

"La gente pobre se adapta al tamaño, pero al menos no se van a mojar, no van a tener tanto frío y tampoco van a sufrir las inclemencias del sol", continuó.

"¡Claro que es bueno el cuartito! Seguro que es mejor que tener un cuarto lleno de huecos en los techos y paredes de plásticos donde viven ahora”.

¿Cómo son los cuartos?

Los cuartos del programa Vivienda Social incluyen cimentación, muros, cadenas, castillos, losas, cerramientos, acabados en el techo, acabados sobre muros exteriores, pisos de concreto, instalación eléctrica, puertas, ventanas y pintura.

Para este año son 17,000 acciones de viviendas del programa financiado por los gobiernos estatal, federal y municipal con $900 millones.

Osorio Vázquez recorrió ayer de nuevo las casas endebles del sur profundo donde entregó 50 despensas más a las familias de las zonas marginadas, con lo cual llegó a 2,305 desde que inició la pandemia del coronavirus en marzo pasado.

Afirmó que continuará con su labor humanitaria con el apoyo de empresarios y amigos que le donan los alimentos porque esas zonas invadidas en la periferia de la ciudad necesitan de comida porque casi nadie tiene empleo fijo ni formal.

“Lo sorprendente de estas comunidades es que ninguna se ha contagiado de coronavirus Covid-19 porque no salen más allá de los montes donde viven”, señaló.

“Hay que continuar con el apoyo de despensas para que puedan sobrellevar hasta que pase la pandemia”, concluyó.

Otras Noticias