Próximo análisis de medidas en el Centro Histórico

Próximo análisis de medidas en el Centro Histórico
viernes, 27 de noviembre de 2020 · 04:00
El Plan de Mejora a la Movilidad Urbana para el Centro Histórico de Mérida lleva poco más de dos meses de aplicación en las calles del primer cuadro de la ciudad con buenos resultados contra la pandemia del coronavirus, y cuando concluya la emergencia sanitaria las autoridades evaluarán su retiro o permanencia, se indicó. La medida de vialidad para el transporte público generó un rechazo general de los usuarios por el cambio de paraderos, pero hoy, según el director general del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (Imdut), Aref Karam Espósitos, es un buen proyecto aceptado que cumple las expectativas por lo que se diseñó: disminuir las aglomeraciones y mitigar los riesgos de contagio del Covid-19. ¿Ya se acostumbró la gente, ya terminó la inconformidad que se vio en un principio? “Como todo cambio en una costumbre que llevaba 30 años, como bien señaló el gobernador Mauricio Vila en toda la implementación, la gente no conoce cómo funciona y siempre generará cierto nivel de inconformidad. Lo primero que surgió en los usuarios es decir: ¿cómo me muevo ahora?” “Creo que el despliegue del personal del chaleco verde que informa a la gente y reparte folletos de las rutas ha ocasionado que los usuarios se acostumbren, que vean los beneficios porque ahora tienen espacios generosos para el peatón, se puede disfrutar más el centro de la ciudad, la gente ve mejor los negocios, ve la belleza del Centro Histórico que a veces se pierde por esas aglomeraciones y la prisa que tienen”. “Creo que esos son algunos de los aspectos que resaltan, pero también está la implementación de casi 2,000 macetas con árboles que generarán gradualmente más confort climático y el ahorro de tiempo en los viajes de los autobuses”. ¿Cuánto tiempo se aplicará el plan? “Ojalá supiéramos cuándo se acabará la contingencia. Está planteado para eso, ese es el fin. Hay una evaluación trimestral a fines de diciembre y seguramente revisaremos, afinaremos, si fuera el caso porque es un plan flexible, y si es necesario hacer algún ajuste”. “No es un plan acabado, pero en tanto esté latente la pandemia seguirá vigente. Hay que tener mucho cuidado, mucha conciencia ciudadana de seguir cuidándonos, no bajar la guardia porque vemos lo que pasa en otros países y entidades del país donde hay rebrotes”. “Esta medida es una colaboración de todos los ciudadanos, si usamos correctamente el cubrebocas, el distanciamiento social, lavado de mano y uso de gel, es probable que continuemos con este proceso gradual de apertura económica y el regreso a la normalidad”. “Si no bajamos la guardia y seguimos estas recomendaciones seguramente este plan tendrá mejores opciones y resultados. Evaluaremos en forma permanente el plan de movilidad, pero aquí sí depende de cómo se comporte la epidemia y las recomendaciones de los expertos en salud, quienes son los que realmente nos guían acertadamente”. “Estas medidas implementadas en Yucatán son replicadas en algunas partes del mundo donde tienen un segundo brote de coronavirus. El ingeniero Karam Espósitos valoró los beneficios a favor de los peatones que transitan por calles del Centro y de los transportistas porque ahorran tiempo que se traduce en ahorro de combustible y más viajes, pero en este momento no puede garantizar que el plan urbano se quedará por siempre. Lo que sí tiene muy claro es que el Centro tenía un comportamiento un poco caótico y desordenado, y este plan le da orden y quizá algunas medidas sí llegaron para quedarse. Pero, precisó, no necesariamente significa que donde hoy hay una parada de autobús se quedará ahí para siempre ni una calle que hoy tiene macetas vaya a tenerlas por siempre, podría variar y donde hoy no hay esas medidas podrían aplicarlas en el futuro. En opinión del funcionario, a fin de tomar una decisión definitiva para que el plan se quede habría que analizarse la vocación del futuro del Centro, la vocación de cada una de las zonas, pues este plan está diseñado especialmente para la contingencia del Covid. Hoy ese orden en el transporte público y las vialidades están diseñados para evitar las aglomeraciones en paraderos y unidades colectivas, evitar que haya una convergencia de gente del comercio y del transporte en una misma banqueta que es estrecha, dijo. “Me parece que muchas de las cosas positivas del plan de movilidad que estamos viendo podrían quedarse permanentemente, y este será un esfuerzo futuro para pensar qué hacer una vez que el post Covid lo permita. Ya hay bases sólidas para mejorar y seguir favoreciendo al Centro”. “Insisto, no es que esté pensado para que sea definitivo, es un plan temporal, pero creo que también hay que ver oportunidades como en todo, posiblemente puedan salir cosas interesantes y entre todos lo adoptemos para que este gran Centro Histórico donde está nuestro patrimonio cultural, patrimonio edificado, el dinamismo comercial, económico y de movilidad no solo de Mérida, sino del estado, tenga una dinámica que lo mejore, que sea más disfrutable, que la gente lo utilice de la mejor manera, que el turismo también pueda compartir las maravillas de la ciudad con el mundo”. ¿Cuál es el sentir de los transportistas? “El transporte es un tema muy complejo, tiene muchas aristas, no se resuelve pronto o no necesariamente deja la sensación que les benefician estas medidas, pero es importante señalar que al no tener que atravesar el Centro es un beneficio”. “Para dimensionarlo, más o menos una velocidad de traslación de un autobús cuando entras en el Centro, entre paradas y movimientos puede ser de dos kilómetros por hora (kph), cuando en el resto de la ciudad puedes trasladarte a 25 kph. Entonces esos dos kilómetros de lento avance hace más tardado el viaje, hay más consumo de combustible, más contaminación y eso es lo que estamos evitando en el Centro”. “Esta velocidad de traslación más rápida es importante porque cuando tenemos limitada la capacidad dentro de las unidades, que es una medida internacional, cuando tienes ese tipo de dinámica donde se necesita mayor eficiencia del sistema, evitar estos recorridos lentos y adicionales permite un ahorro de aproximadamente 15 minutos por vuelta”. “Si una unidad da 10 vueltas en su jornada, pues aquí hay una buena cantidad de minutos ahorrados que permite dar una o dos vueltas extras y esto significa que pueden mover a más gente”. “Este es el gran reto que tiene el transporte público y en ese sentido aumenta de 5% a 7% el uso del transporte cada quincena y seguirá creciendo su uso cuando haya mayor apertura económica”. A su decir, hasta este momento el transporte funciona bien en comparación con otros países y estados mexicanos que tienen muchas dificultades para operar y mover a la gente. Luego opinó que la pandemia del coronavirus da un impulso a la peatonalización de la ciudad, el uso de ciclovías y de bicicletas que avanzan más rápido y va sustituyendo la dinámica del transporte público por muchas razones. Por ejemplo, los trayectos de la gente son más cortos, no quiere salir de casa ni exponerse demasiado en trayectos largos, busca lo que necesita lo más cerca posible de sus casas, busca empleos cercanos o trabaja en casa.— Joaquín Chan Caamal Todo esto genera un cambio en la necesidad de movilidad que permite que la gente camine más, que use la bicicleta, quienes tienen oportunidad utilizan el coche para trasladarse, ya no usan el transporte público para todo y eso ocasiona que el transporte colectivo esté rezagado en la recuperación de la movilidad y de su economía. Las restricciones de no permitir que las unidades viajen llenas como antes también generan ciertas dificultades para que este servicio regrese a una movilidad normal o pre pandemia, pero para a él le parece que el transporte público funciona bien, tiene mejoría y avanza conforme lo permite la pandemia. Pandemia Coronavirus El titular del Imdut opinó sobre el sentir de los comerciantes con este plan de movilidad. Daño económico El funcionario afirmó que la pandemia afectó toda la economía, es un período difícil para todos los ciudadanos y empresarios, los que tienen trabajo, los que lo perdieron, los que ahora perciben menos ingresos, la industria, el comercio, los servicios, todos tienen afectaciones importantes. Por ello, consideró, entre todos tienen que seguir construyendo esta dinámica positiva que permita mejorar y salir de este bache difícil de toda la economía. Optimismo Afortunadamente, dijo, Yucatán sigue siendo un polo de atracción de inversiones y esto seguro a mediano plazo permitirá que la recuperación económica sea más rápida, dinámica y genere más empleos que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

Otras Noticias