Llaman a reforma jurídica ante la crisis del Isstey

Llaman a reforma jurídica ante la crisis del instituto
jueves, 21 de octubre de 2021 · 05:40

El problema del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey) es serio y los gobiernos anteriores se dedicaron a patear la lata y no pudieron, o más bien no quisieron, solucionarlo, afirma Álvaro Garza R. de la Gala, expresidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Grupo Yucatán.

Entrevistado sobre el colapso que están experimentando los sistemas de pensiones de todo el mundo, y el reflejo de esta crisis en el Isstey, el exdirigente señala que el gobierno de Mauricio Vila Dosal bien podría adoptar la misma actitud de patear la lata hasta el final del sexenio, pero sería un poco irresponsable hacerlo de esa manera.

Lee: El Isstey, entre saqueos y privilegios

Lo que se debe hacer, enfatiza, es resolver el problema de fondo, en forma directa, y para ello se debe reformar sin demora la Ley de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de Yucatán, con la participación de especialistas en la materia.

“Necesitamos formar conciencia y hacer las correcciones legales que garanticen en el mediano y largo plazos una pensión segura y, sobre todo, digna”, subraya. “La transformación que necesita la ley del sistema de pensiones no da espacio a la irresponsabilidad. ¡Tenemos que actuar!”

Lee también: Denuncia contra el Isstey

Quiebra inminente

Hace unos días publicamos que Yucatán no está exento del colapso en el sistema de pensiones, que tiene una vertiente muy complicada en el sector público.

Desde octubre de 2019, funcionarios estatales advirtieron de la inminente quiebra del Isstey y señalaron que si no se modifica el marco legal a corto plazo, el instituto devorará un presupuesto mayor que el de Mérida y amenazará con paralizar al gobierno, comenzando con la obra pública.

La actual normatividad de las pensiones y jubilaciones de la administración estatal se publicó en 1976, cuando la esperanza de vida de los yucatecos era de 61 años. Hoy, el yucateco promedio vive 75.

En más de cuatro décadas a esa ley solo se le han realizado modificaciones de forma, nunca de fondo.

Administraciones pasadas adoptaron medidas paliativas. En el quinquenio 2007-2012, con Ivonne Ortega Pacheco al frente del Ejecutivo, el adeudo histórico del gobierno al instituto fue de $2,081 millones.

Te puede interesar: El Isstey, en serios problemas por el pago de las pensiones

Las tierras de Ucú

Para liquidar esa suma, el gobierno de Rolando Zapata Bello creó el Fideicomiso de la Reserva de Ucú en diciembre de 2014. Sin embargo, esa administración, según el último informe financiero del instituto, dejó un adeudo de más de $173 millones al Isstey por concepto de cuotas vencidas más intereses moratorios.

Al 31 de mayo de 2021, el Isstey tenía en sus registros a 6,777 jubilados, cuyo importe mensual asciende a 80 millones 242,591 pesos.

Meollo del asunto

Al principio de la plática, el maestro Garza R. de la Gala, quien ha sido presidente de Administración y Finanzas de IMEF nacional, indica que los sistemas de pensiones de todo el mundo se enfrentan a un problema fundamental: la gente vive cada vez más tiempo, pero nadie —ni las personas, ni los estados, ni las empresas— están ahorrando lo suficiente para cumplir los compromisos con las personas de la tercera edad.

“Esto es el meollo del asunto. Y no hay un solo tipo de reforma al que se estén orientando todos los países, sino que cada nación, de acuerdo con sus condiciones históricas, económicas, sociales y políticas, debería encontrar las alternativas para actualizar sus sistemas de seguridad social”, apunta.

En el caso de México dice que se ha estado reformando la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social, pero hay estudios que señalan que falta mucho por hacer para que soporte las pensiones a largo plazo. De lo contrario vendrá un serio problema para los mexicanos.

“Definitivamente, hay un problema enorme de deuda que significan las pensiones, y esto, como pasivo a largo plazo, puede entorpecer las finanzas públicas nacionales”, insiste.

“Y no lo digo solo yo. A nivel mundial hay estudios que indican que no solo las pensiones gubernamentales están en problemas sino hasta las pensiones privadas. Hay muchas empresas que tienen sistemas de pensiones privadas que, si no se actualizan o se reforman adecuadamente, podrían enfrentarse también a problemas en sus finanzas en un futuro no muy lejano”.

“Aterrizando” el tema en Yucatán, el expresidente del IMEF recalca que se sabe de los problemas en el Isstey, pero no se ha hecho mucho por resolverlos y los gobiernos anteriores prefirieron patear la lata.

“Lamentablemente, este tipo de discusiones se politiza y dejamos de ver lo importante, que es el beneficio social”, enfatiza.

Enseguida menciona cifras que retratan la magnitud del problema de las pensiones en el instituto:

—Este año el gobierno del Estado tendrá que asignar a la institución 280 millones de pesos por aportaciones extraordinarias para hacer frente a los compromisos.

—En 2022 la cantidad por el mismo concepto será de 350 millones de pesos. En 2023 serán $650 millones, y en 2024 la cifra crecerá a 700 millones de pesos.

—La suma de esas cantidades, en tan solo cuatro años, es de casi 2,000 millones de pesos por aportaciones extraordinarias que tendrá que entregar este gobierno.

—El problema no termina allí, porque el próximo gobierno, en el siguiente sexenio, tendrá que dar casi $7,000 millones de aportaciones extraordinarias. Y más aún, quien gobierne de 2030 a 2036 tendrá que asignar más de 10,400 millones de pesos (Continuará).— ÁNGEL NOH ESTRADA

El Isstey Pensiones

Hasta el 31 de mayo de este año, el Isstey tenía los registros de 6,777 jubilados.

Bola de nieve

A corto plazo, según las proyecciones financieras, el instituto tendrá serios problemas para el pago de las pensiones.

Las cuotas

En cuestión de ingresos, el año pasado las cuotas de los trabajadores sumaron 345 millones 560 mil pesos. Por otros conceptos se recibieron $261.720,000.

Aportación

Ese mismo año el gobierno del Estado dio una aportación ordinaria de $716.030,000.

Otras Noticias