Acusan a la policía de Yucatán por detención ilegal y robo

sábado, 20 de noviembre de 2021 · 18:07

Según los afectados, de origen tabasqueño, elementos de la SSP los retuvieron por parecer sospechosos

MÉRIDA.- "Llegamos a Yucatán pensando que es un lugar seguro, pero ahora no sabemos si hay que cuidarse de la delincuencia de la calle o de la policía de Yucatán”, dijo un empresario tabasqueño, quien afirma que sus derechos fueron violentados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) al ser detenido ilegalmente, junto con su familia, por parecer “sospechosos”.

Los afectados están plenamente identificados, pero decidieron no publicar sus nombres por temor a represalias. Explicaron que fueron privados de su libertad, golpeados e insultados por uniformados; además, uno de ellos fue amenazado por los agentes con fabricarle delitos. El hombre también señaló que mientras estaban detenidos en la cárcel pública, la Policía Estatal de Investigación (PEI) entró a su casa para robar dinero en efectivo y más objetos de valor.

La denuncia de los afectados

El hombre relató que llegó con su familia a radicar a Mérida hace cuatro meses. Él y su socio se dedican a invertir en negocios relacionados con el turismo de Quintana Roo y Yucatán, por lo que, entre los dos estados prefirieron Mérida por su seguridad.

En una entrevista con Megamedia, el empresario señaló que el jueves por la mañana salió con su esposa y su socio de la casa que rentan en el fraccionamiento Las Américas para ir a aplicarse la vacuna contra el Covid. Sin embargo, al darse cuenta de que ese día no había vacunas, decidieron retornar a su domicilio. En el trayecto se encontraron con una casa de cambio que tenía el precio del dólar muy barato.

Le pagan a sus proveedores en dólares

“Como a nuestros proveedores les pagamos en dólares. Mi socio se bajó a preguntar si el precio era correcto y preguntó si vendían 10 o 15 mil dólares”, dijo. La encargada del lugar le respondió a su socio que no y le preguntó al hombre si llevaba el dinero con él. El empresario le dijo que no, que sólo quería saber y salió del lugar. Sin embargo, antes de abordar el vehículo en el que iban, una persona les comenzó a tomar fotos.

En un principio, explica, pensaron en preguntarle a la persona la razón por la que les tomaba fotos. No obstante, decidieron dejarlo pasar y se fueron a una plaza en Cordemex, hasta cerca de la una de la tarde, cuando el tabasqueño debía ir por su hija a la escuela.

Antes de llegar al colegio, ubicado en el mismo fraccionamiento donde viven, los detuvo una camioneta rotulada con iniciales de la SSP. “El policía nos dijo que bajemos y bajamos sin problemas. Accedimos a lo que nos decían. Revisaron el carro, llevaron perritos para olfatear el auto, pero no encontraron nada, porque no tenemos nada”, dijo el afectado.


Según el relato, en pocos minutos llegaron más policías y camionetas de la PEI. Los agentes le dijeron al quejoso, a su esposa y a su socio, que el auto fue reportado como sospechoso y ese “era el motivo de su detención”. Los afectados fueron entrevistados y proporcionaron datos de la casa que rentan, de su actividad laboral y más datos personales, pero de un momento a otro, los tres fueron esposados y subidos a la patrulla que los detuvo, para ser trasladados al edificio de la SSP en el Periférico de Mérida.

“Yo les suplicaba que dejen a mi esposa ir por mi hija a la escuela. No había nadie que vaya por ella, pero no les importó”, señaló el tabasqueño.

Agentes de la policía de Yucatán les robaron sus pertenencias, señalan

Al llegar a la SSP les quitaron sus pertenencias, entre relojes, dinero en efectivo, celulares, carteras, tarjetas bancarias y las llaves de la casa donde viven. Sin embargo, no fueron ingresados al edificio. Los mantuvieron en un patio cercano y ahí fueron “entregados” a la PEI, cuyos elementos los trasladaron en diferentes vehículos para interrogarlos.

“Entre insultos y amenazas nos preguntaron que dónde tenemos los dólares, que digamos la verdad, que a qué nos dedicamos. Nos obligaron a entregar las contraseñas de nuestros celulares y de nuestras bancas (móviles). Yo tenía 15 mil pesos en mi cuenta, pero me obligaron a darle el pin de mi tarjeta. Me dijeron que solo me van a dejar dos mil pesos y que después yo la reporte como extraviada”, dijo uno de los empresarios.

Después de tres horas los detenidos fueron ingresados a la cárcel pública. Sin embargo, afirman que no quedaron documentadas en los registros algunas de sus pertenencias como teléfonos con valor de cerca de 30 mil pesos, dinero en efectivo, relojes de marca y las tarjetas bancarias.

Según el testimonio, los detenidos pidieron e insistieron en realizar una llamada que por derecho les corresponde, pero no se los permitieron. En cambio recibieron manotazos en el pecho y la nuca. Los encarcelaron durante 15 horas, recuperando su libertad el viernes 19 a las 7 de la mañana.

Te puede interesar: Lesiona a un oficial pero lo dejan ir por ''influyente'' en Dzilam González

Al salir, caminaron varios kilómetros sobre el periférico de Mérida y cerca de Francisco de Montejo pudieron abordar un taxi. Llegaron a casa de un amigo suyo quien les prestó dinero y su auto. Por la tarde los afectados decidieron ir a su casa. Al llegar se llevaron una sorpresa mayor, ya que al ingresar a la vivienda encontraron las cosas revueltas.

“Todo estaba revuelto. Yo tenía dólares que había cambiado para pagar a proveedores y se los llevaron. Se llevaron computadoras, cargadores de celulares, cuatro perfumes con valor de más de 2000 pesos. En total se llevaron más de 150 mil pesos”, dijo el entrevistado, quien explicó que averiguando entre los vecinos, pudo saber que horas después de su detención, la policía estatal estuvo realizando rondines en su casa y preguntando entre los vecinos si conocían la actividad de quienes vivían en ese lugar. Piensa que fue la misma policía la que ingresó al domicilio, sin ninguna orden judicial, y cometió el delito de "robo a casa habitación”, aprovechándose de que tenían la llave del domicilio.

“Nosotros decidimos venir a Mérida porque a nivel nacional se habla de la seguridad, pero la verdad es que no sabemos de quién cuidarnos. La policía cometió abuso de autoridad. Nos privaron de nuestra libertad, porque no había una sola razón para que nos detengan y además nos robaron nuestras pertenencias”, dijo el empresario tabasqueño, quien tuvo que cancelar sus tarjetas bancarias para que no sean saqueadas por la misma policía estatal.

Te puede interesar: Policías de Mérida denunciarán a la Fiscalía de Yucatán por el caso de José Eduardo Ravelo

Por todo lo anterior, los afectados decidieron acudir a la Fiscalía General del Estado (FGE), para interponer una denuncia contra la policía de Yucatán. Sin embargo, ahí mismo les dijeron, según cuenta, que puede que no logren nada pues “ellos cometen los delitos y ellos mismos son lo que investigan”.

Los afectados señalaron que tienen temor de lo que les pueda pasar, ya que la policía tiene todos sus documentos y conocen ya todo de ellos. Ellos dijeron que responsabilizan a la SSP de lo que les pueda pasar. Acusaron también a las autoridades de discriminar a la gente que llega a Yucatán buscando una vida tranquila. “El gobierno dice que aquí se puede venir a invertir, pero con esto, uno ya no sabe si esto es verdad”.

Los afectados indicaron que piensan poner una denuncia ante Derechos Humanos, pero sobre todo hicieron un llamado a la Fiscalía General del Estado para que no se le dé “carpetazo” a su caso, ya que la policía cometió varios delitos en su agravio. Gabriel Chan Uicab

Otras Noticias