Honran a sus difuntos con una jornada tranquila en cementerios de Mérida

miércoles, 3 de noviembre de 2021 · 05:00

La conmemoración del Día de Muertos congregó el martes a cientos de personas, desde temprana hora, en el Cementerio General para rendir tributo a sus seres queridos finados, con flores, oraciones y en algunos casos con la limpieza de las tumbas.

[gallery ids="977189,977190,977191,977192"]

Por ratos se sentía aire fresco y también se nubló el cielo, características de este día que fue muy sentido, para muchas personas por el fallecimiento de sus seres queridos por la pandemia del Covid 19.

Conforme la gente entraba al camposanto,  que hoy miércoles 3 celebra 200 años de fundación,  otros salían. No se congregaron todos los asistentes al mismo tiempo por lo que podían ingresar a las diferentes secciones sin amontonamiento, respetando las medidas sanitarias.

El Cementerio General de Mérida, emblemático

El Ayuntamiento abrió los cementerios de Mérida desde el sábado y algunas personas acudieron a los camposantos antes de este día, para evitar amontonamiento y cuidar la sana distancia.

 En el Cementerio General casi en todas las secciones había una que otra persona poniendo flores y haciendo labores de limpieza.

Los puestos de flores registraron regular venta, en especial de los ramos de cempasúchil.

La celebración también fue motivo, para que algunas personas con sus cámaras de fotografía y vídeo capturaran algunas imágenes de este antiguo camposanto fundado en la hacienda San Antonio X’Coholté, el 3 de noviembre, de 1821, a las afueras de Mérida.

Oración por los seres que se adelantaron

Los sacerdotes fallecidos, cuyos cuerpos fueron depositados en el mausoleo de la Arquidiócesis, recibieron oraciones por parte de religiosas que atienden la Casa del Sacerdote, en donde residen sacerdotes ancianos o y enfermos.

La madre Miriam Alma, superiora local de las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará, que atienden la Casa del Sacerdote, expuso que una costumbre es rezar por el eterno descanso de los sacerdotes todos los años, en este día especialmente.

El mausoleo se encuentra en la avenida principal del Cementerio. Comentó que con los sacerdotes mayores tienen cercanía.

La religiosa recomendó rezar en familia, en casa porque cuando lo hacen de esta manera es una oración muy poderosa, ya sea el Rosario, la Coronilla de la Divina Misericordia, ofrecer algunas jaculatorias al Sagrado Corazón, en reparación por los agravios al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María.

“Este es el día apropiado, la Iglesia universal se une y da indulgencia plenaria a los que rezan el rosario en el cementerio”, explicó

El cementerio, un espacio de empleo de yucatecos

Otra de las personas que se encontraba en el cementerio y no era para rezar por algún familiar difunto era Lucelmy May, limpiadora de tumbas.

Comentó que hace diez años comenzó a venir y a ofrecer sus servicios de limpieza hasta que paró cuando cerraron los cementerios por la pandemia de Covid-19.

Lucelmy May explicó que sus servicios consisten en lavar los floreros de las tumbas, desyerbar y hacer limpieza general. La mujer comentó que ella no cobra por hacer el servicio, esperan lo que la gente les quiera dar.

Compartió que en 10 años ha lavado cientos de tumbas y en ningún momento ha tenido alguna experiencia paranormal. “Hay gente que tiene miedo pero como dicen más vale tener miedo a los vivos que a los muertos”, comentó finalmente.

Medidas sanitarias en los cementerios

La jornada transcurrió con tranquilidad y con el cumplimiento de todas las medidas sanitarias que incluyeron medición de la temperatura y colocación de gel en las manos.

Para hoy miércoles 3 está previsto que el Cementerio General y los demás camposantos de la ciudad estén cerrados hasta que las autoridades sanitarias permitan su apertura.

Relacionada: Jornada de rezos, limpieza y recuerdos en el cementerio General de Mérida

Otras Noticias